Por Jesús Lemus/Puebla

El senador de la República por el PRD, Miguel Barbosa Huerta, condenó que a 100 años de la promulgación de la Constitución Mexicana, “se intente matar el alma de la misma” a través de 600 reformas que en su mayoría satisfacen intereses particulares, en lugar de beneficiar a los ciudadanos.
A través de un comunicado de prensa, consideró que el país requiere de una nueva Carta Magna que garantice un verdadero constitucionalismo social, donde se tome en cuenta las demandas de los mexicanos.
“Los que han modificado la Constitución a su antojo, también se han opuesto a cambios para que la rendición de cuentas y la transparencia llegue a los nichos más altos del poder; se han opuesto a definir con claridad la laicidad del Estado, han intentado regatear las libertades individuales o impedir nuevas estrategias en el combate a la inseguridad”, advirtió.
El senador del PRD destacó que una de las características de la nueva Constitución Política de México, deberá basarse en un modelo humano y sustentable, donde se establezca las obligaciones de los diversos sectores de la población.
Por último, el oriundo de Tehuacán dijo que la efectividad de un sistema “constitucional garantista”, exige transformar el paradigma de democracia puramente representativa en una participación real, permanente, pluralista y solidaria de individuos y entes sociales.