El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que “el Gobierno de la República ha hecho de la instrumentación de la Reforma Penal una prioridad nacional”, en la que no se ha escatimado esfuerzos para respaldar a los gobiernos estatales en esta importante transición.
Tras recordar que el 18 de junio de 2016 es la fecha “en la que el Estado mexicano tiene la obligación de que el nuevo modelo de justicia exista, y sea el que prevalezca y tenga plena vigencia en todo el territorio nacional”, el Primer Mandatario resaltó que el Gobierno de la República “es un entusiasta participante, debidamente comprometido, para llevar a muy buen término la conclusión de la instrumentación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio para todos los mexicanos”.
Añadió que a la sociedad y al Gobierno, sin duda “ahora nos ocupa hacer que este modelo pruebe su éxito y cumpla con el deseo que está trazado en la Constitución: justicia pronta y expedita para todas y todos los mexicanos”.
Al inaugurar el Séptimo Foro Nacional sobre Seguridad y Justicia, el Presidente Peña Nieto señaló que en 2016 el Sistema Procesal Penal Acusatorio, deberá estar operando en cada una de las 32 entidades del país y a nivel Federal. “El Gobierno de la República ha acompañado este esfuerzo, y para ello hemos llevado a cabo las siguientes acciones”:
· Asignamos un presupuesto histórico de casi 10 mil millones de pesos, para la implementación del Sistema en las entidades federativas.
· Establecimos un plan de aceleración para acompañar a las entidades federativas en su instrumentación.
· Realizamos un esfuerzo de capacitación para garantizar que todos los operadores cuenten con los conocimientos necesarios.
· Junto con los Congresos locales avanzamos en un 90 por ciento en la armonización de la legislación estatal con el Código Nacional de Procedimientos Penales, y estamos desarrollando las herramientas e infraestructura para garantizar una investigación científica de los delitos, elemento clave para el éxito del sistema.
· A nivel estatal, el sistema procesal penal acusatorio opera ya de forma total o parcial en 30 entidades federativas, mientras que el Código Nacional de Procedimientos Penales funciona en 23 de ellas.
· En el ámbito Federal, tanto el nuevo sistema procesal, como el Código Nacional, se proyecta que operen a finales de este año en 14 entidades, y para junio del próximo año, 2016, estarán funcionando en toda la geografía nacional.
El Titular del Ejecutivo Federal resaltó que la implementación del nuevo modelo de justicia en el país “no sólo depende de la voluntad del Gobierno de la República. Depende también del esfuerzo propio que haga cada una de las entidades. Cada estado y su sociedad podrán evaluar y ponderar realmente en dónde ha habido un compromiso serio de todos los Poderes de cada entidad por asumir la responsabilidad plena frente a este reto que todos tenemos”.