• Así lo aseguró Pedro Joaquín Coldwell , durante el arranque de la convención de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) 2018

La reforma energética permitirá cerrar el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto con inversiones concertadas cercanas a los 200,000 millones de dólares, aseguró el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, durante el arranque de la convención de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) 2018, que se realiza del 16 al 18 de mayo en Cancún.

En lo que va de la apliación de la reforma, dijo, se han lanzado 9 licitaciones y concertado 3 contratos de alianzas estratégias entre Pemex y empresas privadas, que se traducen en 107 contratos adjudicados, cuya etapa productiva redundará al país en utilidades de 74%, “sin necesidad de arriesgar o invertir un solo centavo del erario público”.

Dichos contratos también están dando vida a un nuevo sistema industrial privado de hidrocarburos, que consta ya de 73 nuevas empresas, de las cuales 34 son mexicanas, y el restante procedentes de 20 países.

La inversión conjunta de los 107 contratos asciende a los 160,000 millones de dólares y la generación de 900,000 empleos directos e indirectos durante la vigencia de los mismos, además de la formación de clústers marinos que están ya en proceso de formación de cadenas de valor costa afuera en la Cuenca de Burgos, Tampico-Mizantla, y la cuenca salina en Veracruz y las cuencas del Sureste frente a las costas de Tabasco y Campeche, explicó el funcionario.

Dos de los contratos asignados ya anunciaron los primeros descubrimientos de nuevos yacimientos que ascienden a los 5,500 millones de barriles y cuya entrada de producción comercial al mercado mexicano se espera para el segundo semestre del año entrante.

El titular de Sener aseguró además que la administración de Peña Nieto está llevando a cabo la mayor expansión nacional de gasoductos en la historia de México, con 18,800 kilómetros de tendido, que representa un incremento de casi el doble de líneas respecto de lo que tenía el país previo al inicio del sexenio, lo cual permitirá dejar en el pasado la producción de energía eléctrica a partir de combustóleo y asegurar precios “más eficientes” en el suministro de electricidad a nivel nacional.

Además informó de 48 proyectos de terminales de almacenamiento en marcha con capacidad para 31 millones de barriles, lo cual representa 177% más respecto de la actual capacidad del almacenamiento de todo el país para pasar de 3 días de reservas a 10 ó 13 una vez que las centrales estén en operación