• La evaluación busca una actualización periódica y permanente preparación de los maestros, para transmitir lo mejor del conocimiento a los jóvenes.
El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que “el Gobierno de la República apoya en todo, y de forma absoluta, la decisión tomada el pasado martes por la autoridad del estado de Oaxaca para llevar a cabo la Reforma Educativa”
Tras resaltar que en el tema de la Reforma Educativa “trabajamos para que ésta realmente se materialice en todo el territorio nacional”, el Primer Mandatario dijo que “donde mayor resistencia había, era necesario hacer los cambios jurídicos necesarios que aseguren que la Reforma Educativa llegue realmente a quien la necesita, a quienes son objeto de esta Reforma: las nuevas generaciones, nuestros niños y jóvenes”.
Señaló que “como ocurre en cualquier sociedad, de cualquier época de la historia de la humanidad, se presentan resistencias a los cambios porque quienes tienen beneficios alcanzados, cuando se trastocan o se alteran para beneficio de una sociedad, para bien de las mayorías, no les es fácil dejar de lado o aceptar el cambio de condiciones”.
Apuntó que la Reforma Educativa respeta los derechos de los maestros, “pero también impone a quienes se incorporen al nuevo sistema educativo nacional el ser sujetos de una evaluación” que asegure su actualización periódica y su permanente preparación “para inculcar lo mejor de las habilidades y del conocimiento a nuestros jóvenes, a las nuevas generaciones”.
Recordó que el ex Presidente Benito Juárez, un joven oaxaqueño de condición modesta, humilde, “encontró en la educación la mejor forma para emprender altos vuelos, para hacer un camino de éxito en su vida”.
Destacó que el Gobierno de la República está empeñado en el objetivo y tarea única de asegurar que las reformas que ha emprendido “realmente se traduzcan en beneficios para la sociedad mexicana”.
Lo anterior en el marco del Encuentro con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano, en el que se rindió homenaje al maestro Fausto Rico Álvarez con motivo de sus 50 años como Notario en funciones, el Presidente Peña Nieto subrayó también que el Gobierno de la República prepara otra gran transformación que es la de revisar nuestro andamiaje jurídico en lo que tiene que ver con la justicia cotidiana.
“Hoy estamos trabajando para hacer las propuestas necesarias en su momento al Congreso, que nos permitan modificar el andamiaje de distintos ordenamientos legales, que nos aseguren una justicia pronta y expedita, especialmente en aquellos ámbitos de la vida cotidiana”, precisó.
Refirió que en este tema el notariado tiene mucho que aportar, y extendió una invitación a los notarios a participar en los foros de consulta que en su momento se realizarán, y en los que “con su conocimiento, con su experiencia, con lo que deja su ejercicio diario en esta profesión del notariado, puedan participar de esta modernización de nuestro andamiaje”.