Gracias al trabajo coordinado entre los tres niveles de gobierno y las estrategias implementadas en la prevención y combate al delito, Puebla se encuentra entre las 10 entidades del país con menor crecimiento en el índice delictivo durante el periodo enero – abril de 2017, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
De acuerdo con el Gabinete de Seguridad que encabezan los secretarios General de Gobierno, Diódoro Carrasco; de Seguridad Pública, Jesús Morales y el Fiscal General, Víctor Carrancá, la incidencia delictiva tuvo una reducción superior al 18 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 20 mil 458 denuncias a 16 mil 738; lo que también ubica a la entidad nueve lugares por debajo de la media nacional.
En conferencia de medios, el titular de la SSP, Jesús Morales, dio a conocer los siguientes indicadores sobre los delitos que registraron el mejor comportamiento en el primer cuatrimestre del año con relación a 2016:
Lesiones: Disminuyó un 65 por ciento, pasando de 2 mil 41 a 703.
Extorsión. Bajó un 50 por ciento al pasar de 59 a 29 eventos.
Robo a casa habitación: Se modificó de 818 a 782 denuncias.
Secuestro: Se redujo de 11 a 10 el número de casos
Robo a transeúnte: Se mantiene en un 8.38 por ciento por cada 100 mil habitantes.
En cuanto al combate al robo de combustible, se puso de manifiesto que en lo que va del año se han decomisado 2 millones 337 mil 452 litros de hidrocarburo ilegal; se han puesto a disposición de las autoridades a 397 presuntos delincuentes; se han recuperado mil 275 vehículos y se han atendido 237 tomas clandestinas.
En ese sentido, Carrasco Altamirano destacó el trabajo del Grupo de Coordinación Puebla Segura y del Grupo de Alto Nivel Federal para solucionar esta problemática, no privativa de Puebla, sino de todas las entidades por donde atraviesan ductos de Pemex.

“La estrategia de investigación que seguimos abarca toda la cadena de este delito, desde el momento de que se perfora una red de distribución, la identificación de los delincuentes, la zonas de distribución y almacenaje, hasta la detección de vendedores y compradores”, afirmó.
Aseguró que en todo momento se privilegia la seguridad de los poblanos; toda vez que la delincuencia organizada utiliza estratégicamente a la población para protegerse de la acción de la justicia.
Por su parte, el Fiscal General, Víctor Carrancá, reiteró que, en colaboración con la Procuraduría General de la República, se da un puntual seguimiento a todas las carpetas de investigación generadas por el robo de combustible.