Por Alberto Arcega Macuil / Puebla

La diversidad de versiones que giran en torno a la problemática que se presentó entre policías y habitantes de San Bernardino Chalchihuapan, que dejó como saldo varios heridos y la muerte del menor de 13 años, José Luis Alberto Tlehuatlie Tamayo, carecen totalmente de objetividad, por lo que es necesario que pronto se conozca la versión oficial y clara de los acontecimientos, aseguró Emilio José Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).
Luego de asistir a la presentación de la mesa de seguridad y justicia convocada por organismos empresariales en el zócalo poblano, el académico aseveró que los ciudadanos, comenzando por las familias de los involucrados, pero también de la sociedad en general, requieren de una información veraz, objetiva y oportuna.
“Me genera mucha suspicacia el hecho de que la información se vaya presentando a cuenta gotas y con diferentes versiones que no sabemos o no tenemos la garantía de que sea la versión objetiva”, puntualizó Baños Ardavín.
Consideró viable que instancias externas a las locales, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Procuraduría General de la República (PGR), la misma Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como la Policía Científica Federal, se involucren en los acontecimientos para contar con una interpretación auténtica de lo sucedido.
“Necesitamos saber la verdad de los hechos respecto de lo que aconteció; el niño que falleció; necesitamos saber y las familias requieren saber qué pasó con el operativo, porque sabemos que hay muchos policías heridos también. Tener un parte técnico y completo de qué sucedió, ya la tecnología lo permite y en ese aspecto revisar jurídicamente si se aplicó o no en el lugar una ley de esta naturaleza”, especificó el rector de la UPAEP.
Asimismo, indicó que el conflicto perpetuado el pasado 9 de julio sienta un precedente en la entidad y el país, además de que es una situación que le duele a la sociedad y “ojalá no se repita, para eso es importante un marco de legalidad”.