Como parte de las estrategias para solucionar problemas de espacio en la BUAP, el Rector Alfonso Esparza Ortiz entregó la remodelación del edificio 102A en el Instituto de Fisiología, una demanda expresada por la comunidad universitaria en esta unidad académica.
“Esto viene a complementar todos los requerimientos del Instituto de Fisiología, el cual es reconocido y sus investigadores son nuestro orgullo a nivel nacional, por lo que queremos darles todas las herramientas y continuar en el camino de desarrollo para que todos los alumnos de las áreas que aquí ejercen como Biomedicina, tengan todos los elementos a su alcance”, señaló.
Por otra parte, el Rector destacó la inversión importante en todos los rubros. “Hemos estado entregando obras e iniciando otras, hemos invertido en lo que va del año más de 200 millones de pesos, no hay ningún recurso que podamos escatimar para el desarrollo académico y de la investigación”, subrayó.
También reconoció el trabajo del Instituto donde se produce valor y hay talento, e insistió en la generación de sinergias que beneficien a la comunidad universitaria.
En su intervención Amira del Rayo Flores Urbina, directora de esta unidad académica, indicó que la entrega de dicho edificio proporcionará espacios adecuados para atender las actividades de docencia, asesorías y de trabajo de discusión con los estudiantes. De igual forma, permitirá ofrecer cubículos y espacios para los profesores visitantes.
Esta obra beneficia a más de 200 estudiantes de posgrado, así como de la licenciatura en Biomedicina y tesistas de diversas carreras, práctica profesional, servicio social y aquellos que se incorporan de manera transitoria a los diferentes programas de investigación.
Igualmente, la Directora resaltó la pertinencia de sus programas de maestría y doctorado en el Programa Nacional de Posgrado de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la consolidación de dos cuerpos académicos: Neurociencias y Farmacobiología; la calidad científica de sus trabajos de investigación reconocidos por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla (Concytep).
Además, algunos académicos son miembros de la Academia Nacional de Medicina y Ciencias y participan en la Licenciatura en Biomedicina, proyecto compartido con la Facultad de Medicina y el Centro de Investigación en Ciencias Microbiológicas del Instituto de Ciencias.
Con la remodelación del edificio 102A, el cual consta de dos niveles, ahora el Instituto de Fisiología dispone de oficinas administrativas, recepción, sala de juntas, bodega, aula de cómputo con equipos de última generación, espacio para coffee break, cubículos y aulas.