Por Diego Cuautle

El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz reiteró la idea de que la institución debe ampliar la cobertura al interior del Estado por lo que dijo, con el ahorro de 100 millones de pesos salientes del Plan de Austeridad recién aprobado podrán ejecutarse los proyectos previstos.

En breve entrevista luego de la Sesión del Consejo Universitario, el académico comentó que ya se tiene un proyecto en pie respecto al crecimiento en el estado para recibir a más jóvenes, esto es parte de lo que exige la legislación para pagar adeudos y tener claridad en lo que se ejercerá.

“Creemos que con los ahorros que se establecieron este día se logrará llegar a los 100 millones de pesos de ahorro. Ya se aprobó el presupuesto de ingresos y egresos así como las medidas de austeridad de la universidad,  lo que permitirá mantener en pie los proyectos”, dijo.

Indicó que a pesar de las complicaciones que se tienen respecto a los recursos, en la BUAP se ha trabajado adecuadamente para mantener las finanzas sanas y que ha permitido seguir con el crecimiento de la institución dentro y fuera de la capital poblana.

“Es un panorama en lo general complicado, ya lo habíamos comentado, aun cuando no tuvimos recortes presupuestales en el presupuesto, si se incrementó por el tema inflaciones, pero no hubo fondos concursables donde se toman recurso para incremento de matrícula, para incremento de cobertura”, comentó.

Agregó que ya se trabaja para mantener los planes de crecimiento al interior del Estado con la finalidad de mejorar la calidad educativa, reforzarla y ampliarla; también se busca la construcción de nuevos planteles, que puedan atender la necesidad académica que se tiene a nivel estatal que detienen el crecimiento regional.

Finalmente, Esparza Ortiz, indicó que el presupuesto de este año, además de servir para proyectos educativos también funcionará para la infraestructura de las unidades académicas de los municipios de Acajete, Acatzingo, Reyes de Juárez, Zacatlán y Tecamachalco.

Por su parte, el Tesorero General, Oscar Gilbón Rosete, destacó que el ambiente es complicado en cuestión financiera, debido a que el recorte del presupuesto a nivel federal desde el 2018 afecto a gran medida a la Benemérita Universidad.

En este sentido, precisó el proyecto anua se pensó en un principio conservador, debido a que es la primera vez en la historia de la universidad que se cuenta con un presupuesto tan austero.

“Esta explicación precisa que la parte de la nómina sobre pasa la parte federal y nos lleva una parte del estatal y solo nos deja una parte mínima de edificación, mantenimiento servicios”, puntualizó.

Destacó que entre algunas de las medidas de austeridad que fueron aprobadas por los integrantes del Consejo Universitario de la BUAP destaca el uso de telefonía celular y fija, así como el servicio de internet, gastos de viáticos, la contratación de personal y la adquisición de nuevas unidades vehiculares, entre otras. Todas ellas, a partir de este jueves comenzaran a ejecutarse.