Por Jesús Lemus/Puebla

Las votaciones del domingo son la mejor oportunidad para rectificar el camino, pero sobre todo representan la esperanza que necesita Puebla para acabar con una “agenda de frivolidades”, que jamás incluyó las demandas sociales, señaló la candidata del PRI-PVEM-PES al gobierno del estado, Blanca Alcalá Ruíz.
Así lo manifestó en lo que fue su último acto de campaña en el municipio de Huejotzingo, donde condenó que los poblanos hayan vivido una polarización a raíz de la campaña negra que se orquestó en su contra en estos dos meses de actividades proselitistas.
Señaló que pese a los ataques que sufrió, siempre respondió con propuestas de campaña que incluirá a los sectores del territorio poblano en las diversas decisiones que se tomen dentro de su gobierno.
Dijo que un voto a favor de su adversario de la Alianza Sigamos Adelante, representaría el “continuismo del actual gobierno, pero sobre todo las mismas estrategias de intimidación y de terrorismo” que no deben permitirse en Puebla.
Blanca Alcalá Ruíz reiteró que los poblanos deben votar de manera libre y sin miedo, para lograr que en el estado haya una real transformación en favor de las familias poblanas.
“Lamento que se haya impulsado una campaña de terror en contra de los ciudadanos para inhibir su participación en esta elección y lograr ganar con su voto duro y el de aquéllos que han decidido vender su sufragio a cambio de una dádiva”.
Por último, la candidata del PRI-PVEM-PES a la mini gubernatura del estado, afirmó que se encuentra lista para el 5 de junio y ganar la batalla en favor del estado de Puebla.