Por Patricia Moreno Sánchez

La administración del Tribunal Superior de Justicia en el estado continua realizando ajuste en la aplicación de su presupuesto interno para lograr ahorro y eficiencia ante la situación complicada por la que atraviesa el país en materia financiera y presupuestal informó el presidente Roberto Flores Toledano.
Agrego que este ejercicio se está realizando a diario con una serie de medidas que permitan enfrentar r esta situación difícil, especificó que este año se aplicó recorte de persona, recorte operativo entre otras medidas.
Indicó que espera que el próximo año no se repita un recorte de personal sin embargo dijo que se continuarán con todas las medidas necesarias para adecuarse a la realidad que se vive hoy en día.
Flores Toledano informó que el Tribunal tiene un presupuesto de 600 millones de pesos, agregó que en breve se planteara el presupuesto que se requiere para el 2016 y se confía que no haya reducción al mismo.
DESALOJO DE ACTIVISTAS CONFORME A LA LEY
En otro tema, Roberto Flores Toledano presidente del Tribunal Superior de Justicia, aseguró que el desalojo de su vivienda a los activistas de la Red por los Derechos Humanos, Israel San Pedro y Mariel Bonilla Dumit, fue apegado a derecho.
Aseguró que no fue un acto de injusticia y agregó que este hecho obedeció a un adeudo con una sucursal bancaria de más de 10 años por lo que al término del proceso.
Aseguró el magistrado que se ha recibido a los activistas inconformes con estos hechos en 3 o 4 ocasiones y se les ha explicado que esta no es una situación injusta.
Mencionar que los activistas San Pedro y Bonilla Dumit denunciaron en rueda de prensa que este desalojo fue en base a irregularidades y acusaron que el Juzgado Décimo Segundo actuó en favor de la parte contraria e incluso les negó un amparo para evitar el desalojo.
Incluso denunciaron que fueron víctimas de amenazas por elementos policiacos tras el desalojo.