Mary González

 

El candidato a gobernador de Puebla por la coalición Juntos Haremos Historia por Puebla, Miguel Barbosa Huerta, se comprometió a reconstruir el tejido social a través del diálogo para evitar que continúe el problema del huachicol en la zona del triángulo rojo, e incluso se convierta en un triángulo virtuoso.

En su gira por el municipio de Quecholac y Palmar de Bravo, lugares que han sido azotados por las células delictivas que operan el robo de hidrocarburo y otros delitos, como robo a camiones de carga y demás, el candidato refirió que este problema se erradicará en coordinación con el gobierno federal.

Durante su discurso frente a cientos de personas que se dieron cita en el zócalo de Quecholac, refirió que promoverá un gran diálogo con los ediles de la zona y se gestionará diversos apoyos ante la federación a fin de reactivar la economía.

Refirió que las tierras que han sido abandonadas volverán a ser fértiles pues considero que la gente quiere vivir en paz, por lo que se necesita trabajar de nuevo para impulsar economía y que la gente tenga acceso a una vida digna.

Dijo que trabajará de la mano de José Alejandro Martínez Fuentes, quien es presidente municipal de esa demarcación, para mejorar las condiciones de vida de la gente.

Aunado a ello señaló que el problema de esta región es por los malos gobiernos que ha tenido Puebla en los últimos años, sin embargo, esa situación cambiará en cuanto llegue a la gubernatura del estado.

Reiteró su compromiso de trabajar por la recuperación del campo y por los sectores más desprotegidos de la población, además de que enfocará sus esfuerzos para que a la brevedad se cuente con un estado fortalecido y que lo que hoy conoce la gente como el triángulo rojo, se convierta en un triángulo virtuoso.