Al encabezar la conmemoración del Centenario de la creación de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que “las mujeres y los hombres de la FAM siempre han sido firmes guardianes de nuestras instituciones y nuestras leyes, fieles protectores de los mexicanos”.
“Desde hace 100 años la Fuerza Aérea Mexicana ha sido pilar de la defensa de nuestra independencia y soberanía nacional”, afirmó el titular del Ejecutivo Federal.
Destacó que “para aquellos que han sufrido los efectos devastadores de una tragedia natural, la llegada de los helicópteros y las aeronaves de la Fuerza Aérea han significado la diferencia entre la vida y la muerte. En labores de rescate y salvamento, entregando agua y alimentos, o trasladando equipo y personal médico, la Fuerza Aérea ha respaldado a los mexicanos en momentos de angustia y dificultad”.
Recordó que las contingencias climáticas en Guerrero y Baja California Sur, especialmente en Los Cabos, donde “este instituto armado desempeñó un papel crucial para que miles de familias que se encontraban incomunicadas por la fuerza de la naturaleza, pudieran regresar a salvo a sus hogares”.
En el evento, en el que también inauguró las nuevas instalaciones del Colegio del Aire, el Primer Mandatario dijo que “nuestras Fuerzas Armadas cumplen con honor y con lealtad las misiones que la Patria les ha encomendado. Con valor y determinación, han estado invariablemente al lado de los mexicanos para mantener el orden y la seguridad interior; para dar tranquilidad a las familias amenazadas por el crimen organizado”.
“Esta es una lucha que soldados y marinos han asumido con total institucionalidad y lealtad a México. Sin importar sacrificios o riesgos, han cumplido con nuestro país, incluso a costa de su propia vida”, añadió.
El Presidente Peña Nieto reiteró su mayor reconocimiento a nuestras Fuerza Armadas. “Sus integrantes son mujeres y hombres que merecen todo el respeto, la admiración, el afecto y la mayor estima de todos los mexicanos”, agregó.
Refirió que “el origen de nuestras Fuerzas Armadas es nuestro pueblo, y su único fin es servir al pueblo de México”. Nuestras Fuerzas Armadas, continuó, “jamás han dudado en proteger a los mexicanos y a las instituciones democráticas del país”.