Como parte de la procuración de fondos para el Programa “Beca un Niño Indígena”, la Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF, Martha Erika Alonso de Moreno Valle, presidió la recepción de donativos económicos por parte de 4 empresas.

En conjunto, Provident México, Dulces Anáhuac, Láser Publicidad y Chikicole, hicieron entrega de 100 mil pesos, gracias a los cuales apadrinarán con paquetes escolares a 100 infantes y jóvenes que pernoctan en las Casas del Niño Indígena y albergues rurales de la entidad.

Durante su intervención, Alonso de Moreno Valle, señaló que desde la puesta en marcha de este programa, se ha logrado beneficiar a estudiantes que, ante la falta de recursos, abandonaban sus estudios para apoyar económicamente a sus familias. Por ello, refrendó el llamado a empresarios, funcionarios públicos, instituciones educativas, voluntariados y a la sociedad organizada a sumarse a favor de quienes habitan en las comunidades indígenas.

“Hoy con su donativo le están dando la oportunidad a estos niños de soñar, de querer ser los profesionistas del futuro y sin duda son las nuevas generaciones quienes tendrán la injerencia, acción y desarrollo de nuestro estado”, destacó.

En este sentido, resaltó el apoyo de Laura Kuri de Maldonado, Vocal Titular de los Voluntariados de la Secretaría General de Gobierno y la Secretaría de Educación Pública, al gestionar la entrega del donativo por parte de Provident México y su voluntariado.

Cabe destacar que con los recursos procurados, se realiza la entrega de paquetes escolares que contienen mochila, uniformes, casaca, zapatos y útiles escolares a niñas, niños y adolescentes que pernoctan en las 72 Casas del Niño Indígena y 8 albergues rurales del estado, acercándolos al sueño de culminar su educación básica o media superior.

Con estas acciones, el Gobierno del Estado, a través del Sistema Estatal DIF, refrenda su compromiso de acercar mayores oportunidades a las familias que habitan en las zonas con mayor rezago.