La Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF (SEDIF), Dinorah López de Gali, recibió donativos a favor del programa Beca un Niño Indígena, para continuar apoyando el desarrollo de este grupo de la población.


Informó que en este ciclo escolar se entregaron paquetes escolares a más de 4 mil niñas, niños y adolescentes de las zonas rurales, gracias al apoyo de personas comprometidas con esta noble causa.

La titular del organismo dijo que el programa fue creado a partir de una gran visión y sensibilidad, pues la niñez indígena aún enfrenta distintos retos que deben ser atendidos de manera prioritaria.


“De ahora en adelante, como padrinos de estos pequeños, ustedes son partícipes del cambio que estamos construyendo en Puebla, donde la educación es el principal pilar del desarrollo”, manifestó López de Gali a los donatarios.


En este sentido, López de Gali agradeció a cada uno de los padrinos, a quienes les pidió continúen apoyando los programas sociales.


“Estoy segura de que juntos, podremos mejorar la calidad de vida de la niñez indígena y de sus familias, y por lo tanto, heredar una mejor sociedad a las próximas generaciones”, puntualizó.