La denominada ley Gali no es un traje a la medida para el alcalde, así respondió el presidente municipal Tony Gali, sobre las modificaciones que aprobó el Congreso del estado para ampliar el periodo de licencia hasta 90 días a los ediles del estado.
Luego de encabezar las guardias de honor en el ayuntamiento de Puebla con motivo del mes patrio, se dijo respetuoso de las decisiones del poder legislativo y solo añadió en el tema que los cambios a la ley orgánica municipal no tienen nombre y apellido.
“Yo creo que no, el piso está parejo y debemos seguir trabajando. A mí me importa muchísimo el ayuntamiento”, dijo.
En torno a la ley “antiBronco”, el edil proveniente de una candidatura ciudadana consideró que todos tienen el derecho a participar con obligaciones y derechos.
“Todos los ciudadanos tenemos derechos, debemos ejercer obligaciones y nuestros derechos pero en el caso de los diputados fue un tema que se tomó”, finalizó.