Por Jesús Lemus/Puebla

El candidato del PRI a gobernador de Puebla, Enrique Doger Guerrero, opinó que su tercer lugar en las encuestas no debe interpretarse como tal, sino como “un empate técnico” entre los principales contendientes.

Puntualizó que lo anterior, demuestra la capacidad de crecimiento que tiene el PRI para este proceso electoral y que una vez que arranquen las campañas políticas, se conocerá el verdadero capital político de los aspirantes a Casa Puebla.

Consideró que Martha Erika Alonso Hidalgo, candidata de Por Puebla al Frente al Gobierno de Puebla, trae un desgaste impresionante por las decisiones del PAN, pero sobre todo porque su esposo, Rafael Moreno Valle Rosas, la impone como abanderada al cargo público.

Mencionó que el PRI a nivel federal trae un desgaste como marca, sin embargo consideró que los poblanos votarán por la experiencia de quienes ya desempeñaron cargos públicos, en lugar de las marcas provenientes de los institutos políticos.

Sentenció que Miguel Barbosa Huerta, abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, al gobierno estatal, tampoco tiene una presencia política importante en Puebla y eso, insistió, ayudará al PRI para ganar el primer domingo de julio.

“Las encuestas no ganan elecciones, estamos en un empate técnico, la encuesta publicada señala que el rango que separa a los contendientes, se encuentra en empate técnico, la campaña ubicará a cada candidato en su lugar”, mencionó.