Por Jesús Lemus/Puebla

El senador del PRD Miguel Barbosa Huerta rechazó que vaya a renunciar al partido, luego de los conflictos internos que vive la fracción parlamentaria del partido en el Congreso de la Unión.

Así lo dijo después de que la nueva coordinadora de los senadores del PRD, Dolores Padierna, afirmara que Barbosa Huerta, junto con el perredista, Raúl Morón, estarían dejando las filas del Sol Azteca este lunes.

El oriundo de Tehuacán puntualizó que el partido ya no tiene remedio, pero mencionó que no puede dejar al PRD, hasta que los tribunales federales le resarcen sus derechos políticos que le fueron suspendidos por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido tras su apoyo abierto a favor de Andrés Manuel López Obrador rumbo al 2018.

Aclaró que hasta no conocer una sentencia sobre el recurso que presentó en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJf) sobre sus derechos políticos en el PRD, no definirá que pasará con su militancia al interior del Sol Azteca.

“Yo no me voy a ir del partido hasta no ser reivindicado de mis derechos. Yo acabo de firmar mi Juicio de Protección de Derechos sobre la resolución que dictó la Comisión Jurisdiccional y, más allá de ver al PRD como un partido que no tiene remedio, voy a esperar que el Tribunal Electoral resuelva respecto a mi impugnación y después tomaré una posición respecto a mi militancia en el PRD”, sentenció el senador poblano.