Piña Kurczyn, dividirá al PAN
Para el PAN refrendar su triunfo en el Distrito de Teziutlán no sólo es una de sus principales metas, sino una prioridad, sin embargo enfrenta varios retos: el abandono de su militancia, aunque muchos quieran minimizarlo, las filias y fobias de los grupos internos y la falta de una estrategia dirigida a recuperar a la militancia, que en muchos casos no funciona y por el contrario divide.

Basta con echar una mirada al interior donde vemos a un Ángel Guerrero o un Antonio Vázquez, panistas y presidentes municipales de Tlatlauquitepec y Teziutlán respectivamente, que han tratado de atender a los militantes y ciudadanos de sus municipios y poco han logrado, claro porque mientras tratan de calmar aun las inconformidades de sus militantes, insatisfechos por los repartos contraídos por las pasadas alianzas con el resto de partidos, incluyendo a grupos provenientes del mismo PRI, enfrentan por otro lado, el inevitable desgaste gubernamental ante la sociedad y su falta de trabajo político hacen difícil tener a todos contentos y complican la atención de las exigencias de la ciudadanía,

Ese panorama de por sí difícil, incluirá otro elemento al menos en este distrito, que conllevaría a algunos panistas a sentirse víctima y a mitad, de ser acuchillado por las imposiciones al estilo priista, ahora con la posible y adelantada designación disfrazada de Juan Pablo Piña Kurczyn, con un amplio y abierto activismo político, pero con la piel de cordero como Jefe de Oficina del Gobernador.
Pero como dice el maestro Maquiavelo “El fin justifica los medios”, por lo que mientras la dirigencia estatal del PRI y sus militancia en la región siguen durmiendo en sus laureles enamorados por el canto de las sirenas, Piña Kurczyn seguirá trabajando y haciendo lo necesario para continuar con su amplia campaña y por supuesto, mediáticamente como esta más que demostrado en los periódicos impresos de Teziutlán.

Su grupo ya prepara la estrategia territorial para tal fin, posiblemente sus operadores políticos ya trabajan para él, auspiciados por los gobiernos municipales y tal vez por el estatal, su estructura está conformada principalmente por neopanistas, perredistas y por supuesto, por priistas inconformes que no tuvieron la oportunidad de quedarse al frente de los comités municipales o con algún sector del partido y que, actualmente están decepcionados por la línea que llego a tomar la nueva dirigencia estatal priista.

Hoy, es el día en que no hay foto de obra, apoyo o programa que se entregue en los municipios gobernados por el PAN, que se tome, ni mucho menos que se publique, sino no está o sale en ella Piña Kurczyn, y no es la dinámica para presumir los trabajos gubernamentales en el municipio, si no con la intención de que apoyen a al virtual candidato priista, digo panista con piel de cordero.

Por lo anterior, que no nos parezca extraño que más temprano que tarde la práctica de aquellos “viejos vicios” que antes le criticaron a los priistas, ocasionen la ruptura más grande de su historia en la región, y me refiero en específico a los alcaldes, diputados y funcionarios panistas de corazón verdaderamente azul que han visto en las acciones y las formas del actual jerarca del PAN en el Estado, que tengan que soportar vender o alquilar su partido, candidaturas y dignidad, neo panistas muy neos aunque se les ubico como candidatos externos.