Dulce Gómez

El secretario de Gobernación municipal, José Ventura Rodríguez Verdín, admitió la reapertura del prostíbulo ubicado en la 18 Poniente, que en días pasados fue clausurado por la Dirección de Normatividad y Regulación Comercial, no obstante dejó en claro que el establecimiento deberá cambiar de giro para poder operar.
Fue el pasado 8 de marzo cuando el Ayuntamiento de Puebla cerró el burdel en el Centro Histórico que se ocultaba bajo la fachada de baños públicos.
En este sentido, el funcionario municipal reconoció que recientemente se autorizó la reapertura del inmueble, empero advirtió que no deberá volver a funcionar como centro de prostitución.
Respecto a las 50 mujeres que fueron aseguradas y puestas a disposición del Juez Calificador y con fundamento legal en el Código Reglamentario Municipal (COREMUN), el encargado de la gobernabilidad en la capital poblana expresó que cuatro de ellas pagaron la sanción correspondiente, y el resto cumplió una pena de 36 horas.
“Ya pagaron la multa, per ya no pueden estar en ese giro. Pueden abrir porque pagaron la multa, pero ya no podrán abrir”, reiteró Rodríguez Verdín.
Todas las mujeres rescatadas son mayores de edad y provienen de Tlaxcala, Veracruz y Chiapas.