El Presidente Enrique Peña Nieto recibió ayer en el Palacio Nacional al Primer Ministro de Santa Lucía, Allen Chastanet, quien realiza la primera Visita Oficial de un Mandatario de esa nación a nuestro país.

Durante el encuentro los Mandatarios atestiguaron la firma de un Memorándum de Entendimiento para el establecimiento de un mecanismo de consultas en materia de interés común entre la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y el Ministerio de Finanzas, Crecimiento Económico, Creación de Empleo, Asuntos Exteriores y Servicio Público de Santa Lucía; así como una Carta de Intención para la cooperación en materia artesanal entre la Secretaría de Desarrollo Social de México y el Ministerio de Equidad, Justicia Social, Empoderamiento, Desarrollo de la Juventud, Deportes, Cultura y Gobierno Local de Santa Lucía.

Refirió que “Santa Lucía tiene en México no sólo a un amigo, sino a un país aliado para poder trabajar juntos en el desarrollo y prosperidad de nuestras sociedades, pero sobre todo para que México se signifique aún más en la capacidad de poder prestar cooperación, apoyo y respaldo a naciones hermanas, como Santa Lucía y otras de la región del Caribe”.

En un mensaje a los medios de comunicación, luego de que ambos Mandatarios atestiguaron la firma de dos documentos de cooperación binacional, el Mandatario mexicano reconoció los esfuerzos que el Primer Ministro de Santa Lucía ha emprendido en su país para impulsar “importantes transformaciones en el ámbito educativo, en la agricultura, en materia de política fiscal y de infraestructura”.

Asimismo, el Presidente Peña Nieto recordó que la relación entre ambos países data de hace 38 años, y se ha marcado por la amistad, el diálogo y la cooperación. “Nuestra pertenencia natural al Caribe nos convierte en naciones hermanas que compartimos historia, cultura y un patrimonio común”, señaló.

Indicó que “uno de los retos más importantes que Santa Lucía y los países del Caribe enfrentan es cómo fortalecer la resiliencia, su capacidad de hacerle frente, sobre todo, a los embates de la fuerza de la naturaleza”.

Por lo anterior, el Primer Mandatario, dijo que México está comprometido, a apoyar a Santa Lucía y los países del Caribe para respaldar su capacidad de resiliencia, “cómo poder compartir también las capacidades, tanto institucionales y experiencias que México ha tenido en materia de protección civil que puedan ser de utilidad y servir a los países de la región del Caribe”, subrayó.

Finalmente, el Presidente Peña Nieto ofreció una comida en honor del Primer Ministro de Santa Lucía, en el Salón Recepciones del Palacio Nacional.