En su visita a la Secretaria de Desarrollo Social, Delegación Puebla, el Subsecretario de Desarrollo Social y Humano, Antonio Amaro Cancino, afirmó que la administración del Presidente Enrique Peña Nieto deja un importante legado social que se traduce en la reducción de la pobreza, carencias sociales y en la instrumentación de programas efectivos para promover el bienestar de los que menos tienen.

Resaltó que la vida de millones de personas en el país se ha transformado y prueba de ello, dijo, son los resultados que arroja la medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Precisó que Puebla está avanzando con pasos sólidos. Es una de las entidades con menores índices de pobreza y carencias sociales; al ocupar el primer Lugar a Nivel Nacional en la Superación de la Pobreza Extrema, el primer lugar en el mejoramiento, acceso a los Servicios Básicos de Vivienda, el 3 lugar nacional en la disminución de la pobreza multidimensional, la disminución de la carencia por acceso a la alimentación.

El funcionario federal encabezó una reunión de trabajo junto con el Delegado de Desarrollo Social en Puebla, Lorenzo Rivera Sosa, dónde se contó con la presencia de los titulares de los organismos sectorizados, entre los que destacan, Graciela Juárez García Enlace Institucional de PROSPERA, Esperanza Martínez González de FONART y Héctor Sulaimán Safi Gerente de DICONSA Sucursal sur, así como los Coordinadores de los programas sociales de la SEDESOL en Puebla.

Amaro Cancino, aseguró que en la instrumentación de programas sociales y políticas públicas para combatir la pobreza se superaron esquemas asistencialistas para abrir paso al ejercicio pleno de derechos de la población.

Recordó que, en febrero de 2016, se puso en marcha la Estrategia Nacional de Inclusión (ENI), que se transformó en el eje de coordinación entre autoridades de los tres ámbitos de gobierno en el combate a la pobreza y que gracias a la suma de esfuerzos ha propiciado resultados.

Resaltó que el Programas PROSPERA, se fortaleció desde 2014 con ejes de inclusión financiera, productiva y laboral, además una de las aportaciones más importantes de este sexenio fue la reducción de 70 a 65 años la edad para beneficiar a las personas adultas mayores con el pago de una pensión, y la puesta en marcha del Programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia, que garantiza la educación de sus hijos en caso de orfandad.

Finalmente, en su recorrido por las instalaciones, saludó a los trabajadores de la delegación de la Sedesol en la entidad, a quienes exhortó a mantener el nivel de calidad de los servicios que prestan, pues “nuestro trabajo es de suma importancia para las personas en condición de vulnerabilidad, por lo que no debemos aflojar el paso”, les reiteró.