Dulce Gómez

El Ayuntamiento de Puebla quedará protegido ante eventuales amparos de ambulantes que no quieran acomodarse a las disposiciones del gobierno de la ciudad para reacomodar al comercio informal en un corredor sobre la 12 Oriente-Poniente, informó el presidente de la Comisión de Gobernación en el Cabildo, Oswaldo Jiménez López.

En entrevista, el regidor panista señaló que la reunión que sostuvo con las autoridades de la Secretaría de Gobernación Municipal (SEGOM) este viernes por la mañana fue para conocer el tema legal en la aplicación del nuevo corredor comercial, por lo que dijo, el Ayuntamiento está “blindado” a cualquier proceso que iniciara un vendedor cuando se le asigne un espacio en el corredor.

“Lo que se planteó fue revisar el tema legal, ver de qué manera el Ayuntamiento se puede cubrir de eventuales amparos. La instalación de este corredor implica el pago de derechos. Ya nos explicaron legalmente que sí estaría blindado el Ayuntamiento, con la temporalidad de los permisos quedaría protegido”, explicó.

El propio cabildante refirió que la vigencia de los permisos para los ambulantes será de un mes, es decir, que los comerciantes estarán obligados a hacer un pago mensual para conservar su espacio de trabajo, y en caso de no hacerlo, el gobierno de la ciudad quedará facultado para retirarlo y dar el espacio a otro vendedor que cumpla con los requisitos necesarios.

Reiteró que no se entregarán más de 350 espacios, sin embargo, aclaró que cada uno de ellos, podrá ser ocupado hasta por tres ambulantes en un día, dependiendo del giro que trabaje.

En ese sentido, detalló que los giros prohibidos serán los mismos que están contemplados en el COREMUN, además de que les solicitarán que no tapen entradas, aparadores, y que no compitan directamente con comerciantes establecidos para no promover una competencia económica desleal.

“Que no estorben entradas, aparadores, que haya espacio para peatones, que los giros que no estén compitiendo con los comercios establecidos. Los giros permitidos son los que ya están en el COREMUN. Los impedidos son la piratería, los clones, perfumes”, dijo.

Finalmente apuntó que parte del plan de reordenamiento de los comerciantes callejeros, es adecuarlos a la economía formal paulatinamente.