• Se necesita una ambiciosa y fuerte decisión de todos los frentes para erradicar dicho delito en Puebla
Por Diego Armando Cuautle/@dcuautle
La reacción de las autoridades de los diferentes niveles de gobierno contra el robo de combustible en la entidad poblana fue tardía, fue un asunto que no se atendió en su momento y ahora ha tomado dimensiones mayores, señaló el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Emilio José Baños Ardavín.
En entrevista tras la partida de pastel del 44 Aniversario de la institución, dijo que “hubo una acción tardía por las autoridades, en este proceso de deterioro faltó atención o darle la prioridad que mercería, no cabe duda, estos últimos años han sido críticos, se hablaba ya de corrupción de autoridades que al parecer fue evidente”.
Agregó que “pero no se atendió, no se quiso, no se pudo en ese tiempo y desgraciadamente el asunto ha tomado ya dimensiones grandes, a nosotros nos parece que todo fue tardío y esto ha permitido que este delito esté escalando de manera importante”.
En este sentido, subrayó que se debe reconstruir el tejido social y fomentar el desarrollo económico en la zona, por lo que se requiere crear alguna estrategia integral que trascienda esta administración para restablecer el orden, intervenciones en materia social, educativa destinar recursos públicos con apoyo de la federación para mejorar la calidad de vida de las familias.
Cabe señalar que en días pasados, en la comunidad de Palmarito Tochapan se registró un enfrentamiento entre militares y presuntos huachicoleros a causa de la ordeña y comercialización de combustible de dudosa procedencia.
En este sentido, Baños Ardavín comentó que si se requiere combatir esta situación, se necesita una ambiciosa y fuerte decisión de todos los frentes, “no solo hay que acudir a la fuerza del orden sino del Estado y la sociedad para reconstruir el tejido social, que no será un proceso fácil ni corto ya que ha llevado años el deterioro y son muchas las variables de ese entramado”.
“Nos tenemos que incluir todos; esto toca a las instituciones educativas, a los liderazgos que formamos, a los que tienen incidencia en esa y otras zonas, y en todo el entramado, no va a ser un proceso fácil porque este deterioro ha llevado años”, finalizó.