Con una estrategia enfocada en el bienestar de la población; acciones que fortalecen el mercado interno; el plan para atender el fenómeno migratorio y la reciente ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), nuestro país sigue transmitiendo confianza a inversionistas y con ello se afianza la economía.

 

En diálogo con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador externó su beneplácito por el respaldo del Senado de la República al acuerdo firmado por el Ejecutivo federal para dar paso a una nueva etapa de intercambio comercial:

 

“Esto es un avance importantísimo. México es el primer país en terminar este proceso de aprobación del tratado. Ahora corresponde a Canadá y a Estados Unidos. Es una señal clara de que hay unidad en el país.”

 

El mandatario enfatizó en el hecho de que la ratificación del T-MEC cobra doble relevancia porque ocurre durante un nuevo momento de la vida nacional:

 

“Se da cuando en México se impulsan actividades productivas, se están creando empleos, se está fortaleciendo al mercado interno y hay una política para el bienestar de la gente como nunca se había visto. Este complemento hace viable el que se pueda mantener el Tratado de Libre Comercio.”

 

Agregó que la inversión extranjera y las exportaciones son algunos aspectos fundamentales que propician la generación de empleos, como está demostrado en diversas regiones del país, por lo que toca el turno a una de las menos atendidas en los últimos años:

 

“Estaría cojo este proceso económico si no se atendiera al sur del país, que es un componente que ahora caracteriza la nueva política económica para buscar que el desarrollo sea horizontal y que el crecimiento llegue a todas las regiones del país.”

 

El mandatario hizo un reconocimiento especial a las y los integrantes del Senado de la República:

 

“Agradecerles mucho a los legisladores mexicanos, a los senadores. Lo que hicieron ayer fue un aporte significativo y esto transmite confianza a inversionistas nacionales y extranjeros, y es bueno para nuestra economía.”

 

Se concluye, pues, una etapa que deja de manifiesto la intención de mantener relaciones con Estados Unidos y Canadá.

 

A medio día, el jefe del Estado mexicano recibirá a su homólogo, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en Tapachula Chiapas, donde se dará la presentación de Sembrando Vida, Plan de Desarrollo para la Migración.

 

De acuerdo con el mandatario mexicano, el encuentro se dará con el fin de “iniciar la cooperación en materia de impulso a actividades productivas, creación de empleos en el sureste y en los países de Centroamérica.

 

“Es una manera distinta de abordar el fenómeno migratorio, no sólo en lo que corresponde a México, a Centroamérica, sino es un ensayo general para ser aplicado en cualquier región del mundo.”