+ Combatir tortura y desaparición forzada es fundamental para darle plena vigencia al estado de Derecho, aseguró.
• Firmó iniciativas de Ley para prevenir desaparición de personas y la tortura.
• Serán clave para combatir con eficacia y contundencia estas inaceptables violaciones a los derechos fundamentales. Serán considerados como delitos permanentes, por lo que jamás prescribirán y se perseguirán de oficio, afirmó.

“En el Gobierno de la República creemos firmemente que combatir frontalmente la desaparición forzada y la tortura es una condición básica para lograr la plena vigencia del Estado de Derecho en nuestro país”, afirmó el día de ayer el Presidente Enrique Peña Nieto, al encabezar la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos 2015.
El Presidente Enrique Peña Nieto ratificó su compromiso “invariable e indeclinable con la dignidad humana y con el fortalecimiento permanente de las capacidades institucionales en favor de la defensa de los derechos humanos.
Lo anterior al encabezar la ceremonia donde entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2015 a Consuelo Morales, por su labor en defensa de las víctimas y en la búsqueda de personas desaparecidas, también entregó la Mención Honorífica a la ciudadana Sandra Jiménez Loza por su dedicación en la defensa de los derechos humanos.
Durante el evento el Primer Mandatario firmó dos iniciativas de ley para su envío al Congreso: la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Desaparición de Personas y la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar los Delitos de Tortura o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes, en la primera se contempla la creación del Sistema Nacional de Búsqueda, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, el Registro Nacional Forense y el Consejo Nacional Ciudadano.
Respecto a la propuesta de Ley General contra la Tortura, el Primer Mandatario detalló que “tiene un objetivo muy claro: erradicar esta práctica”. A fin de acabar con esta y otras formas de trato cruel, inhumano o degradante, la iniciativa propone crear las siguientes instancias:
Las Unidades Especializadas de Investigación, tanto a nivel federal como en las entidades federativas, para combatir con mayor eficacia este delito, el Mecanismo Nacional de Prevención y Registro Nacional de los Delitos de Tortura y Otros Tratos Inhumanos y Degradantes, integrado por las bases de datos de la Procuraduría General de la República y las Procuradurías de Justicia Locales.
El Presidente Peña Nieto destacó que ambos proyectos de ley “son producto de un amplio proceso de consulta en el que participaron legisladores, autoridades, académicos, especialistas, organizaciones de la sociedad civil, representantes de víctimas y la ciudadanía en general”.
Refirió que de ser aprobadas, “por primera vez se definirán a nivel nacional con claridad y precisión las competencias y las formas de coordinación entre los tres órdenes de Gobierno, y ello será clave para combatir con eficacia y contundencia estas inaceptables violaciones a los derechos fundamentales. Igualmente, serán considerados como delitos permanentes, por lo que jamás prescribirán y se perseguirán de oficio”.