• Es la única universidad del país que mantiene tres calificaciones crediticias: Fitch Ratings, Standard & Poor’s y Moody’s
Por Víctor Gutiérrez
Por séptima ocasión, la firma internacional Fitch Ratings ratificó la calidad crediticia de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), por cumplir con sus compromisos financieros, calificándola como una institución que cuenta con finanzas estables y propicia para acceder a créditos, tras repetir su rango de ‘A+(mex)’, con la cual demuestra además que los recursos que recibe son manejados con transparencia.
Así lo dio a conocer Gerardo Carrillo Aguado, director General de la calificadora internacional en México, quien en su discurso durante la ceremonia de entrega de dicho reconocimiento explicó que el mismo es producto del programa 5, la cual refiere sobre “Gestión innovadora de los procesos administrativos”, del Eje 2, “Medios de apoyo”, del Plan de Desarrollo Institucional 2013-2017 que a la letra dice: Que dicha calificación se da al momento de establecer un modelo de gestión institucional, transparente, flexible, eficiente y eficaz, plenamente certificado por su calidad y viabilidad financiera, coherente con las funciones de la Universidad.
Por su parte, el rector Alfonso Esparza Ortiz indicó que ese reconocimiento al manejo financiero de la Institución, es gracias al esfuerzo realizado por la Tesorería General, que año con año ha logrado mantener, y el cual es difícil de hacer, pues recordó que alcanzar una calificación de esta naturaleza quizá pueda ser sencillo, pero mantenerla por más de siete años, no es cosa sencilla.
“El hecho de que por siete años estemos siendo evaluados, habla de una labor constante y permanente en el manejo transparente y claro de nuestros recursos”, expresó.
Ahí mismo y ante un nutrido grupo de académicos que asistieron al Salón Paraninfo, ubicado en el edificio Carolino de la máxima casa de estudios, Esparza Ortiz aseguró que la BUAP es la única institución de educación superior del país que mantiene tres calificaciones crediticias: Fitch Ratings, Standard & Poor’s y Moody’s.
Y agregó que “la evaluación financiera es un proceso arduo, ya que periódicamente, tres o cuatro veces al año, o sea semestral, dicha información es presentada por los funcionarios y el Despacho de Auditores Externos, para su revisión, información que por igual se le hace llegar a los integrantes del Consejo Universitario y, finalmente, se presente al pleno para su aprobación, de tal suerte que abundó, la BUAP es supervisada no sólo por una entidad local, sino por varias y aún más está sometida a los más estrictos parámetros internacionales, tal y como lo señaló más arriba al recordar que son tres las instancias que evalúan año con año a la universidad.
En su intervención Gerardo Carrillo Aguado, director de finanzas públicas de Fitch Ratings México, informó que dicha calificación le permite a la Universidad acceder a financiamiento en mejores términos y condiciones.
“La calificación ‘A+(mex)’ representa una alta calidad crediticia y denota un bajo nivel de incumplimiento en relación a otros emisores del país. Además el signo de “+” resalta una fortaleza relativa de la BUAP dentro de esta misma categoría”, expuso.
Entre los fundamentos de esta evaluación, se destaca la posición competitiva de la Institución a nivel regional, ya que soporta una consistente demanda de estudiantes, así como el desempeño favorable de sus finanzas y un bajo nivel de endeudamiento. Igualmente, ofrece una amplia variedad de programas educativos acompañados de estándares de calidad académica satisfactorios.
Por primera ocasión, en 2007 Fitch Ratings calificó la calidad crediticia de la Máxima Casa de Estudios en el estado con la denominación ‘A-(mex)’, con la que se estableció una sólida calidad crediticia. Al año siguiente, la calificación otorgada fue ‘A (mex)’, que mantuvo dicho estatus.
A partir del 2010, la BUAP ha obtenido la calificación ‘A+(mex)’ por cinco años consecutivos, cuyo significado es “alta calidad crediticia y perspectiva crediticia estable”.