Marco Fierro

 

Luego de que el grupo de regidores del denominado G5, exigieran la cabeza de la Secretaría General del Ayuntamiento Liza Aceves López, la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco dio todo su respaldo a la funcionaria para permanecer en su cargo.

 

Debido al descontrol que se vivió en la sesión ordinaria de cabildo del martes, la alcaldesa lamentó la postura de los regidores que encabezan esta exigencia, pues no hay elementos ni pruebas para señalar a la funcionaria como responsable de permitir el ingreso de los sindicalizados que ayer ejercieron presión para reventar la sesión de cabildo.

 

Por ello, reprobó que la acusen de haber sido la responsable de la irrupción de trabajadores que recibieron las 84 bases de la anterior administración, encabezada por Luis Banck Serrato.

 

Indicó que no aceptará ninguna presión política de algunos grupos,  porque esos tiempos quedaron en el pasado y que eran utilizadas para amedrentar a la autoridad a fin de obtener un beneficio personal.

 

Por lo que sentenció que la secretaria General del Ayuntamiento, Liza Aceves López se mantendrá en su cargo debido a que ha cumplido con sus obligaciones y trabajo como funcionaria.

 

Sin mencionar nombres, Claudia Rivera Vivanco aseguró que no permitirá que ninguna persona trate de desestabilizar a la administración municipal.