• Los despojaron de teléfonos y dinero; los afectados se negaron a proceder contra un hombre capturado por el Ejército Mexicano.

Odilón Larios Nava.- Delincuentes que operan dentro del mercado Unión, atracaron a un grupo de turistas originarios de Yucatán. Tuvieron la pésima idea de ir a comprar objetos usados a ese lugar definido por algunas personas que han sido víctimas de la delincuencia que ahí opera, como “nido de ratas”, y salieron sin celulares y cierta cantidad de efectivo.
Además de que les robaron, los delincuentes golpearon a los turistas quienes como pudieron echaron a correr, tras de ellos iban muy de cerca los malvivientes. Las víctimas de robo tuvieron suerte porque al llegar a la 15 Norte entre la 64 y 66 Poniente, se encontraron a un vehículo con militares a los que pidieron apoyo.
Los elementos castrenses pusieron en retirada a los hampones y lograron la detención de uno de ellos, el resto pudieron escapar.
El hombre detenido fue reconocido por los agraviados como uno de los agresores, sin embargo al ser de fuera no quisieron proceder, pues únicamente deseaban recuperar las cosas que les robaron.
Los elementos del Ejército entregaron al detenido a los uniformados de la policía municipal del Sector 4, pero como no hubo nadie que procediera en su contra sólo pudieron remitir al presunto ladrón ante el juez calificador por alteraciones al orden.
Fuentes consultadas por este medio, informaron que el detenido es apodado el Paletón, y que es uno de los trabajadores de una de las líderes conocida como la Julieta, a quien acusan de ser una de las cabezas de las bandas que operan en el mercado Unión.

ASÍ OPERAN LOS HAMPONES DEL MERCADO UNIÓN

Se tiene documentado por las diferentes policías que uno de los modus operandi más ocupados en el mercado Unión es el siguiente: las personas llegan a adquirir algún producto o artículo con la esperanza de encontrar alguno usado y barato; al localizarlo hacen trato con algún empleado del local en turno; el empleado desaparece con el dinero de los clientes con la promesa de que vuelve en un momento con el objeto pactado; este sujeto nunca regresa pues ha huido con el dinero; cuando el agraviado reclama aparece un grupo de golpeadores y se encarga de amedrentarlos y golpearlos haciendo que huyan perdiendo así su dinero.
En otras ocasiones incluso los delincuentes del lugar atracan directamente a sus víctimas y los golpean. Todo lo anterior ocurre al amparo de los líderes del mencionado mercado, tras el golpe de las autoridades a los hermanos de la Gorda – así conocen a la líder general – quien ha tomado fuerza es su sobrina de nombre Julieta, a quien algunos informantes señalan de ser, actualmente, la principal protectora de los malandros que ahí operan.