Dulce Gómez

El administrador general de Industrial de Abastos de Puebla, Julio César García Ángeles, denunció la existencia de un rastro clandestino en la capital, donde se realiza la matanza de equinos.
En entrevista, el representante del espacio también conocido como Rastro Municipal evitó dar la ubicación del inmueble donde se sacrifican caballos y burros de manera ilegal, al no tener un permiso por parte de las autoridades correspondientes.
Destacó que hace varios meses este rastro clandestino ya había sido clausurado por ejercer la misma actividad, empero actualmente reabrió sus puertas.
Por lo anterior, aseveró que en breve se harán recorridos para verificar la operación del espacio, tras las denuncias de vecinos hechas de manera anónima, por miedo a sufrir represalias.
“Hace un par de meses clausuramos un rastro clandestino que sacrificada equinos, al parecer se ha reavivado este tema”, señaló Julio César García.
Al final, dejó en claro que los dueños de este rastro clandestino deberán pagar diversas multas, por arrojar desechos contaminantes al exterior, además por no contar con las autorizaciones correspondientes, entre ellas los usos de suelo y de funcionamiento.