• Uno resultó muerto y el otro quedó lesionado; los responsables escaparon a bordo de una camioneta.

Odilón Larios Nava.- Con armas de grueso calibre fue ejecutado un hombre y otro más resultó lesionado en Acatzingo, a la entrada al municipio por el lado de Progreso de Juárez. Mientras estaban tomando cervezas a bordo de una camioneta, los dos masculinos fueron sorprendidos por cuatro sicarios quienes abrieron fuego con armas largas y después escaparon a bordo de una Suburban.
Aunque hasta el cierre de esta edición el sobreviviente no había declarado, versiones policiales no descartaron que se tratara de un asunto relacionado con bandas dedicadas al robo de hidrocarburo que operan en esa demarcación.
De acuerdo con los primeros reportes los agraviados estaban a orilla de carretera tomando a bordo de su camioneta Ford, Super Duty, tipo pick up, color rojo, con placas de circulación XA-51-176. Allí vieron pasar a sujetos a bordo de una camioneta tipo Suburban color gris.
En la tercera ocasión que pasó esa camioneta cuatro sujetos descendieron y con armas largas abrieron fuego contra los ocupantes del vehículo color rojo. Inmediatamente después huyeron.
Es así como el conductor de la Ford, con una herida en la pierna condujo la unidad y llegó hasta el Hospital Médica Norte en Acatzingo. Allí los médicos lo atendieron y al revisar al otro ocupante de la unidad se percataron que n había nada que hacer pues no presentaba signos vitales.
El hoy occiso presentaba al menos cinco impactos de bala, se presume que lo atacaron con armas de grueso calibre pues los balazos dejaron verdaderos hoyos en el cuerpo.
El hoy occiso, de acuerdo con los primeros reportes fue identificado como Javier Jiménez, de 30 años de edad y el lesionado dijo ser Tomás Flores, el primero vecino de Alseseca y el segundo de Xochimilco, en el municipio de Tecamachalco.
Las diligencias del levantamiento del cadáver corrieron a cargo del Agente del Ministerio Público de Tepeaca, quien inició las averiguaciones de rigor.