Odilón Larios Nava.-
Luego de que sufriera un atropellamiento en el boulevard Forjadores, una mujer se encuentra al borde de la muerte en el Hospital Betania y sus familiares exigen justicia a la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
Se presume que por su parte los familiares de la presunta responsable tienen muchas influencias, por lo que les exigen que se hagan cargo de los gastos que se deriven del accidente y que además finquen los cargos correspondientes.
Según algunas fuentes consultadas, Aside Urquizu Flores, conducía una Ford Explorer, color blanco, con placas de Puebla, cuando de pronto pasó por el frente de la víctima que esperaba su camión y después se echó de reversa y la atropelló.
Trascendió que la indiciada, al parecer no había visto a Ivonne Mendoza Cano, de 53 años de edad, quien estaba justamente en la parada del bulevar Forjadores, a un lado del colegio El Pedregal, fue entonces que ocurrió el percance del que se debate entre la vida y la muerte.
Por fuentes extraoficiales, se sabe que algunos transeúntes le gritaron que se detuviera pues había atropellado a una persona, y por segunda vez embistió a la quincuagenaria, dejándola gravemente lesionada.
Las mismas fuentes señalaron que Aside Urquizu intentó huir del lugar pero los testigos se lo impidieron. Es así como pudo llegar el personal de la policía municipal de San Pedro Cholula y ésta detuvo a la responsable para ponerla a disposición del Ministerio Público.
Por su parte la afectada Ivonne Mendoza fue trasladada por los servicios de emergencia al Hospital Betania en donde su estado de salud es considerado como muy delicado por los galenos.
Familiares de la agraviada refirieron que tuvieron que abrirle el cráneo como parte del tratamiento recomendado y los pronósticos no son nada favorables, sin embargo la responsable no se ha hecho cargo de los gastos médicos.
Así mismo la aseguradora Mapfre que sustenta en todo momento a la mujer responsable del percance, ha presionado en todo momento a la familia de la mujer lesionada para que le otorguen el perdón.
Ante esta situación la familia de la mujer que está al borde de la muerte, piden a las autoridades que hagan valer el peso de la ley para evitar que la conductora responsable salga por la puerta más fácil, ya que en caso de que la quincuagenaria perezca deberá enfrentar cargos por el delito de homicidio culposo.