Payasos que trabajaban en el zócalo de Puebla solicitaron su reincorporación luego de que fueron desalojados por la secretaría de gobernación municipal, bajo el argumento de que su show no es apto para el público pero además porque no está permitido el ambulantaje.
Representantes de tres organizaciones que agrupan a 42 artistas, defendieron su espectáculo, ya que todos -afirmaron- están capacitados para ejercer esa función con calidad.
Mario Bautista Aparicio destacó que sí han cambiado su show aunque defendió la utilización de palabras altisonantes, ya que forman parte de la picardía y albur mexicano.
Incluso, sostuvo que ahora el ayuntamiento los considera “vulgares” pero no así cuando les piden participar en shows gratuitos del DIF municipal, o para las campañas.
Por lo anterior, informó que este viernes realizarán una marcha partiendo del gallito al Zócalo de la ciudad para demandar su retorno, además adelantó que este fin de semana se instalarán nuevamente aunque saben que van a ser desalojados.
Asimismo, comentó que están recabando firmas de los ciudadanos como argumento para poder ocupar sus espacios, pues acaban de informarles que es definitiva su salida.
“Argumentan que no somos profesionales, pero estamos certificados, hemos recibido reconocimientos de organizaciones altruistas que nos contratan, tenemos calidad y tenemos necesidad de trabajo”.
Al final, aseguró que hasta el momento la Comuna no ha otorgado ninguna alternativa para desempeñar su oficio.