ING. OSCAR  LÓPEZ  MORALES

De darse un aumento a la tarifa del transporte alguien tendrá que cargar con esa responsabilidad pues es a todas luces una medida por demás impopular en momentos de crisis y cuando más gastadas están las familias poblanas por el inicio de clases.

Las autoridades estatal han sido herméticas por el momento. El silencio es recomendable para no caer en errores de los que más adelante se puedan arrepentir.

La presión ya tiene varios frentes y no es solo el lìder de la mafia de los transportistas, Delfino Reyes Bocardo, el que quieren manejar las negociaciones.

A ésta exigencia de aumento en el precio del pasaje se sumó el dirigerente del Consejo Coordinador Empresial, recién electo, Carlos Montiel Solana, que sin conocer bien el servicio y trato de los camioneros y combieros, ha dicho que es necesario hacer una revisión y llegar a un acuerdo para ajustar la tarifa.

En su opinión, han pasado mas de ocho años sin que se tengan incrementos en este servicio, y por lo tanto ya es necesario.

El lider empresarial desconoce que cuando Rafael Moreno Valle terminó su gestión hubo un acuerdo para que los transportistas a cambio de determinados beneficios por parte del gobierno estatal, evitarán nuevas tarifas.

Lo permisionarios y concesionarios intentaron presionar al ex gobernador, pero sabían que con él no se jugaba y que cuando había un “manotazo” sobre el escritorio, se respetaba.

Empero de darse ahora dicho incremento, alguien tendrá que pagar las consecuencias.

Hay quienes opinan que es una estrategia para quitarle esa carga a la gobernadora entrante y evitar que se le culpe de un daño a la economía de los poblanos, apenas arrancando su sexenio.

También existen las otras voces, las que refieren que a la gente no le gustaría nadita tener que desembolsar aunque sea un peso más por cada pasaje, y políticamente sería contraproducente.

Claro está que el gobierno en turno tendrá que salir ya a poner los puntos sobre las íes.

Se tienen que aclarar paradas, deslidar responsabilidades y decir de una vez por todas si habrá o no aumento al pasaje antes de que termine la actual administración estatal.

 

REUNION DE LA ALCALDESA

Ese acercamiento con los empresarios que ofreció durante campaña, será cumplido este día por parte de la presidenta municipal electa de Puebla Claudia Rivera Vivanco, para establecer una agenda que continuará una vez llegando al Palacio Municipal.

Los temas a abordar son múltiples, sin embargo el de alta prioridad es sin lugar a dudas el de la seguridad.

Rivera Vivanco ha dicho que en su administración será obligatorio para cualquier negocio asentado en la ciudad cuente con botones de pánico y cámaras de video vigilancia como estrategia para mitigar los efectos de la inseguridad.

Ese y otros tópicos se tratarán entre la edil electa y los representantes de las cámaras y organismo empresariales adheridos al Consejo Coordinador Empresarial (CEE) y a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).