* El líder de la iglesia católica lamentó los hechos violentos ocurridos en los últimos días
* Es evidente el desprecio por la vida humana, dijo Víctor Sánchez Espinosa
* Ya hay pistas del asesino del joven en la Ruta 27ª, asegura el edil Luis Banck

Por Patricia Moreno Sánchez
Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, lamentó el asalto y agresión que sufrió una familia en la carretera México Puebla y el desbordamiento de la violencia que se está registrado en la entidad poblana, principalmente por la crisis de valores y desprecio a la vida.
“Es lamentable, estos hechos de violencia, se está desbordando la violencia en Puebla, debemos estar atentos para no permitir que estos hechos continúen. Queremos una Puebla tranquila”.
Destacó que las autoridades deben atender este tipo de inseguridad para evitar que estos hechos se repitan.
Indicó que la inseguridad se está incrementando, lo cual se reporta a través de los medios de comunicación por lo que insistió que las autoridades estatales y federales deben prestar mayor atención para evitar que la violencia “nos rebase” aseveró Sánchez Espinosa.
Lo anterior tras los hechos violentos registrados en la carretera México –Puebla por la cual una familia transitaba en su camioneta, sin embargo de acuerdo a los reportes policiacos, el padre de familia, bajó del vehículo para hacer una necesidad fisiológica, cuando alrededor de 8 sujetos, los asaltaron, sin embargo, también los delincuentes agredieron sexualmente a la madre e hija, de solo 14 años y además dieron muerte a un menor de tan solo 2 años.