De tal forma que diez años después del crimen las autoridades no han podido dar con el verdadero asesino.
Después de pasar 15 meses encerrado en el penal de San Miguel, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Sexto Circuito, otorgó la libertad a Martín Quintanilla Solís, ex locutor de Radio BUAP, quien en su momento fue acusado del asesinato de Isabel Doger, excatedrática de la facultad de Contaduría Pública de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y hermana de José Doger, en ese entonces titular del Órgano Fiscalizador del Estado y prima hermana de Enrique Doger Guerrero.
El homicidio de la mencionada mujer ocurrió en el año 2005. Al respecto Quintanilla Solís, refirió que al llegar a la casa de su suegra la encontró muerta, aseguró que fue la misma versión que dio a las autoridades de la entonces policía judicial del estado.
Martín Quintanilla, fue detenido en el 2014 en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ), cuando se presentó voluntariamente para declarar. Afirmó que fue mentira la versión de las autoridades ministeriales, quienes señalaron que estuvo prófugo y fuera del país por algunos años, aseguró que todo ese tiempo estuvo en casa de su madre.
“Después de 10 años, de los cuales estos últimos 15 meses estuve en el Cereso de Puebla, termina esta terrible historia que la justicia poblana inventó sin pensar en el daño moral, psicológico, público, social, material y económico que me hicieron a mí, a mis hijos, a mi madre, mis hermanos y sus familias” relató el hombre que recién obtuvo su libertad.
Cabe señalar que el cadáver de Isabel Doger, fue encontrado en su domicilio ubicado en la 22 Oriente número 2408, casa número 2 de la colonia Xonaca, el 3 de marzo del 2005.
En un primer momento fue detenido como probable responsable José Marín Chagoya, quien había sido condenado a 50 años de prisión, sin embargo sus abogados lograron demostrar su inocencia y así en el 2013 quedó en libertad.
De tal manera que después de 10 años de haberse cometido este crimen, las autoridades ministeriales aún no tienen al responsable.