+ Alfonso Esparza detalló su estrategia en materia de investigación para proyectar a la BUAP en el mundo
+ Hizo un llamado al voto libre y razonado el 11 de septiembre

La comunidad científica de la BUAP tiene la capacidad de generar proyectos dignos para competir con las mejores universidades del mundo, expresó Alfonso Esparza Ortiz. “Ustedes –investigadores e investigadoras- son los principales testigos de los esfuerzos en la materia. Ya demostramos que las sinergias funcionan y ahora vamos a proyectar a nuestra Institución a nivel internacional, tal como lo deseamos”, subrayó en su mensaje el candidato a Rector, periodo 2017-2021.
Durante una comida con este sector universitario, Esparza Ortiz destacó que, para fortalecer el potencial de la Universidad, es necesaria una reingeniería de la participación multidisciplinaria de los grupos de investigación y de los mecanismos para la captación de ingresos para los proyectos que no son apoyados por Conacyt: “Tenemos que ir más allá de lo que se ha realizado. Hay que apuntar hacia otros modelos de desarrollo”.
Dicha reorientación de la actividad científica debe permitir la calificación y visibilidad de los investigadores a nivel global e impactar en la recaudación de recursos, como la búsqueda de importantes fondos internacionales, por los que tradicionalmente no se compite. Lo anterior debido a los recortes presupuestales que el gobierno prevé para el próximo año en investigación y educación superior.
“No podemos seguir quedándonos con la ciencia básica. Aunque es muy relevante y enriquecedora, debemos generar proyectos que brinden valor a la sociedad y recursos para la labor de investigación. Con el prestigio que los caracteriza, podemos avanzar más”, expresó.
Al respecto, el candidato propuso entre otras acciones la creación de los enlaces entre las unidades académicas y el Centro Universitario de Vinculación y Transferencia de Tecnología (CUVyTT), así como del Centro Universitario de Desarrollo Tecnológico e Innovación; y la construcción de laboratorios multidisciplinarios y de una nave industrial, en el Ecocampus Valsequillo.
“En la medida que se logre una votación mayoritaria y nutrida, vamos a tener mayor fuerza, credibilidad y, sobre todo, el respaldo institucional para impulsar estos proyectos. Seguiremos siendo rebeldes”, expresó el candidato, al solicitar el voto de los presentes, a quienes les reiteró su interés por seguir propugnando por recursos y apoyos que respalde sus tareas de investigación.
Habló de un cambio en los mecanismos de calificación y seguimiento de la actividad de los investigadores, lo cual será posible con la puesta en marcha de la
Comisión para la Evaluación y el Seguimiento de la Calidad en la Investigación y Desarrollo Tecnológico; y de la implementación de un modelo de Espacios Colaborativos de Enseñanza e Investigación en edificios multiaulas y multilaboratorios, donde se propiciarán trabajos colaborativos.
Esparza exhortó a este sector a transmitir su experiencia a los estudiantes mediante más labores de docencia, a fin de perpetuar su conocimiento especializado mediante posgrados que respondan a las demandas científicas del futuro.
Finalmente, el candidato propuso la creación de los laboratorios de Nanotecnología y el de Análisis Químicos, con base en el ejemplo del Laboratorio Nacional de Supercómputo, para reforzar la presencia nacional de la BUAP en ciencia y tecnología. Así como mejorar las condiciones para retener y repatriar a jóvenes investigadores, esto con el fin de rejuvenecer la planta científica.