Por Jesús Lemus/Puebla

Eduardo Rivera Pérez fue buen alcalde, pero no debe victimizarse por el procedimiento de administración de responsabilidades que se le dictaminó a su cuenta pública 2013, cuando todavía tiene los mecanismos legales para defenderse, dijo el líder municipal del PAN, Pablo Rodríguez Regordosa.
Así lo argumentó, después de que el consorcio universitario en el estado de Puebla y algunas figuras nacionales, criticaran el papel de los diputados, respecto a las presuntas anomalías a su cuenta pública 2013 equivalentes a 411 millones de pesos.
Dijo que la opinión de las universidades se convirtió en asunto político, toda vez que solo se pronunciaron en el caso de Eduardo Rivera Pérez y no con el asunto de la presidenta municipal de Tehuacán, Ernestina Fernández Méndez, quien enfrenta un proceso para que sea destituida del cargo.
El también diputado del PAN, puntualizó que Eduardo Rivera Pérez, tiene los mecanismos para defenderse y a corto plazo solventar las anomalías detectadas a su ejercicio fiscal 2013 por el monto de 411 millones de pesos.
“Desconozco si tenga aspiraciones políticas, pero lo que si siento es que se victimiza en el tema de su cuenta pública, cuando todavía tiene los mecanismos para defenderse en un corto plazo”.