En el camino que conduce al Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), también conocido como calle Zapata, los padres de los niños que acuden a ese lugar hacen un llamado a las autoridades municipales y estatales, para que reparen el puente ubicado a la entrada de ese camino, poco antes de llegar al penal de san Miguel. El puente que está justo en la acera, un bloque de banqueta se está sumiendo y las personas temen que colapse. Ese es paso utilizado a diario por niños y personas discapacitadas, por lo que solicitan la oportuna intervención de las autoridades para reparar el puente y evitar riesgos a la ciudadanía.