De acuerdo a la Secretaría de Gobernación Federal y a la representación de la Organización de las Naciones Unidas en México (ONU), Puebla no tiene el perfil para decretar una Alerta de Género, dijo el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano; en tanto el gobernador Rafael Moreno Valle consideró que hechos de violencia contra mujeres son consecuencia de la pérdida de principio y valores.
Entrevistados por separado, en primera instancia, el encargado de la política interna, admitió que el tema del feminicidio es preocupante no solo para las ONGs sino para la sociedad y por supuesto para el propio gobierno.
Resaltó que la administración estatal ha trabajado para atender la violencia contra las mujeres y recordó que el año pasado el Congreso aprobó la ley para convertir en delito grave la violencia reiterada sin que se alcance fianza.
Admitió que se necesita hacer mucho más y no solo hacer cumplir la ley por lo que el gobierno profundizará en la política pública sobre el particular.
Por su parte, el gobernador dijo que la Fiscalía General del Estado ha trabajado para esclarecer los crímenes contra las mujeres, y aseveró que hechos como los reciente son producto de la pérdida de principio y la falta de valores.