Dulce Gómez

La representante de la Unesco en México, Nuria Sanz Gallego, dejó en claro que no está en riesgo la denominación de Puebla como ciudad patrimonio de la mundial humanidad, tras las afectaciones que dejó el sismo que cimbró a la zona centro del país.

La mañana de ayer, la directora de dicho organismo internacional visitó la capital poblana para reunirse con el presidente municipal, Luis Banck Serrato y otros funcionarios, entre ellos el gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural, Sergio Vergara Berdejo.

En este tenor, expresó que en México existen sitios catalogados como patrimonio muy afectados, empero resaltó que la autoridad federal trabajará con los estados dañados por el sismo de 7.1 grados.

“Es una primera visita y es un primer ejercicio diagnóstico. Esta visita será seguida de muchas otras, de técnicos nacionales e internacionales para colaborar. Nosotros como una agencia de naciones unidos lo primero que hemos desarrollado es una fase humanitaria y hemos acompañado al gobierno mexicano en toda la fase de emergencia y ahora inicia la etapa de reconstrucción”, señaló.

A la par, adelantó que existe un fondo de emergencia en cuanto al patrimonio mundial, empero evitó abundar en montos pues antes es necesario conocer el total de los daños.

“Es una lección todo lo que tiene que ver con el mantenimiento constante de los edificios. No hay una cantidad respeto a un monto, todo depende de los daños”, apuntó.