Ante el pronóstico de temperaturas frías con potencial de nieve y lluvias fuertes (25 a 50 mm) por la integración con un flujo de humedad proveniente del Océano Pacífico, Puebla se encuentra preparada para hacer frente a las contingencias que pudieran presentarse derivadas de este fenómeno climatológico.
La Dirección General de Protección Civil Estatal (DGPCE), dependiente de la Secretaría General de Gobierno (SGG), puso en operación los protocolos correspondientes a este tipo de situaciones, a través de las diez coordinaciones que existen en el territorio poblano, las que se mantienen alertas para auxiliar a la población en caso de ser necesario.
Jesús Morales Rodríguez, titular de la DGPCE, señaló que la instrucción del Gobernador, Rafael Moreno Valle y del secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, es mantener un trabajo coordinado con instituciones y municipios para aminorar los riesgos.
Al mismo tiempo, el funcionario resaltó que el paso hacia el Volcán Popocatépetl está restringido, por lo que se solicita a la población no acercarse a las inmediaciones del coloso.
Morales Rodríguez informó que se mantiene comunicación constante con las autoridades de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), para atender cualquier contingencia que se presente en las carreteras poblanas.
Al respecto, reiteró el llamado a los automovilistas que circulan por las carreteras de la entidad a que estén atentos a las condiciones de baja visibilidad por niebla y a las nevadas y lluvia congelante que pueden ocasionar derrapes de los vehículos.
Destacó que hasta el momento no se han reportado incidentes provocados por las condiciones climatológicas y que no se han cerrado caminos por autoridades municipales.
Morales Rodríguez exhortó a la población a mantenerse informada de las recomendaciones de las autoridades y a reportar cualquier contingencia a las líneas de atención 066 y 2 46 27 50.