• Hasta 12 tomas clandestinas descubre Seguridad Física en el estado en un día.

Odilón Larios Nava.- De acuerdo con Araceli Cortés Hernández Subgerente Penal de Petróleos Mexicanos (Pemex), Puebla es de los cinco estados de la República Mexicana en donde se registra mayor número de tomas clandestinas y robo de combustible. En la entidad se localizan hasta 12 tomas clandestinas en un día.
El saqueo de los ductos de la paraestatal, aseguró la funcionaria, es la causa del desabasto de gasolina Premium en los centros de abasto.
En entrevista en la 25 Zona Militar, la funcionaria federal, precisó que Puebla está entre las cinco entidades del país en donde más robo de combustible se registra. Este ilícito cuesta a la paraestatal 20 mil millones de pesos al año, aproximadamente.
En Puebla hay puntos rojos como Quecholac y San Martín Texmelucan, comentó Araceli Cortés, aclaró que con el nuevo sistema de justicia penal se está haciendo más fácil la integración de ese tipo de asuntos y de esta manera las autoridades policiales de los tres niveles de gobierno han podido tener buenos resultados en el combate a este delito.
Señaló que el daño patrimonial a Pemex es significativo pero sobre todo, el robo de combustible constituye un problema para la seguridad de las personas y comunidades enteras e incluso para el medio ambiente, por eso la importancia de combatir este flagelo.
Cortés Hernández explicó que este ilícito es lo que está detrás del desabasto de gasolina Premium: “Si se incrementa el número de tomas clandestinas en el sistema de transporte de ductos de Pemex, esto lleva a que debe ser eliminada la toma, debe ser reparada y si estamos hablando del ducto que es el medio de transporte, pues debe de llevar a suspensión de transporte de producto para su reparación” y de esta manera se retrasa el traslado del combustible hasta los centros de abasto o gasolineras.
Por su parte Emilio Cosgaya Rodríguez, Director de Seguridad Física de Pemex, señaló que diariamente en Puebla se detectan 12 tomas clandestinas. Pero al respecto rescató que actualmente gracias a los sensores con que cuentan los ductos es muy difícil que les abran una toma clandestina y no la detecten. Esto les ayuda a contrarrestar el delito.
El encargado de Seguridad Física de la paraestatal confirmó que los puntos donde más tomas clandestinas se detectan en la entidad poblana son San Martín Texmelucan y Quecholac.