Por Patricia Moreno Sánchez

En el marco del Día Mundial del Riñón el doctor Froylán Hernández González, nefrólogo –pediatra del Hospital del Niño (HNP) informó que Puebla se ubica en cuarto lugar con pacientes con problema renal crónico, sin embargo afirmó que también es uno de los estados con mayor realización de trasplantes renales.
Agregó que las estadísticas nacionales tienen un sobre sesgo en la información, sin embargo los datos oficiales hablan de que se tiene un registro de 8 millones de mexicanos que ya padecen algún grado de enfermedad renal. En un último estudio se habla de que son 500 nuevos casos por cada millón de habitantes lo cual es alarmante, de estos 109 mil ya estan documentados oficialmente como enfermos renales crónicos en etapa cinco, que ya requieren tratamiento sustituto, es decir tratamiento de diálisis, hemodiálisis o trasplante. Por ello la importancia de cuidar la salud desde la infancia.

El año pasado se realizaron un total de 140 trasplantes renales en el estado infirmó la Secretaría de Salud, a través de la doctora Martha Barrientos responsable de la Unidad de Trasplantes de la dependencia, quien explicó que se tiene un registro de 2 mil 800 pacientes a nivel estado, es decir se incluye a pacientes del IMSS, del ISSSTE, ISSSTEP y de los servicios de Salud.
Agregó que en Puebla alrededor de mil pacientes estan en espera de un trasplante de riñón, de los cuales el 20 por ciento son niños.
La doctora Barrientos informó que más del 10 por ciento de la población mundial sufre de alguna afección renal por ello es importante el impulsar un estilo de vida saludable para prevenir las enfermedades renales como son la diabetes, hipertensión, la obesidad.
Indicó que es necesario una detección temprana de un padecimiento renal al acudir a consulta a los centros de salud, tomar abundantes líquidos y una alimentación saludable. Además destacó que es importante concientizar a la población sobre la enfermedad ranal e identificar los factores que pueden provocar este padecimiento.
Los consejos básicos son mantener a presión arterial, monitorear los nivel de glucosa y mantener los niveles de colesterol. No automedicarse, reducir el consumo de sal, consumir buenos alimentos. Así como reducir el consumo de alcohol, ya que lamentablemente se tienen varios casos de insuficiencia hepática. Además se recomienda hacer ejercicio y bajar de peso, si hay sobrepeso, y evitar de fumar.