En un esquema de coordinación y sin competir, los tres órdenes de gobierno trabajan para abatir pobreza y marginación, afirmó el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, al dar el banderazo de salida a 150 Unidades Móviles Alimentarias (UMAS), junto con el subsecretario de Desarrollo Social, Juan Carlos Lastiri Quirós, y el alcalde Tony Gali.
El gobierno del estado y la iniciativa privada además de la sociedad civil, se suma a las tareas del presidente de la república, Enrique Peña Nieto para alcanzar la transformación del país, abundó en la explanada de los Estadios el jefe del ejecutivo estatal.
Ante el Subsecretario de la Sedesol, que acudió con la representación de la titular de la dependencia federal, Rosario Robles Berlanga, el gobernador destacó el programa de unidades móviles en el que se invierten 136.2 millones de pesos, de los cuales, 50 millones fueron aportados por el gobierno federal, 82.8 por el Estado, 2 millones por los municipios y 1.4 por la iniciativa privada, a través de la Volkswagen, el Grupo Empresarios Poblanos y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y de Alimentos Condimentados (Canirac).
De las 150 unidades, 128 operarán en el municipio de Puebla, 21 en Tehuacán y una en Cuautlancingo, atendiendo zonas donde viven personas con carencia alimentaria.

“Sumándonos al presidente, decidimos aplicar este modelo de Unidad Móvil Alimentaria, porque había un esfuerzo del gobierno federal que hizo 70 comedores fijos sin embargo por la dispersión poblacional consideramos que la mejor alternativa eran los comedores móviles (…) Yo les dije que antes de terminar agosto estarían listas las 150 unidades y aquí las tenemos, listas para operar de manera inmediata”, señaló el mandatario acompañado por la titular del Sistema Estatal DIF, Martha Erika Alonso.
Lastiri Quirós reconoció al gobernador Moreno Valle por sumarse a las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto y porque, desde la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) impulsó reformas a la Ley de Coordinación Fiscal que permitieran a los municipios y Estados utilizar recursos del ramo 33 en infraestructura y programas sociales.
“Generamos nuevos lineamientos y nuevos catálogos que permitieran a los estados y municipios invertir recursos en comedores comunitarios y hoy vemos una mezcla de recursos muy interesante, única en el país, recursos del Fondo de Infraestructura Social Estatal, recursos del Fondo de Comedores Comunitarios de Sedesol, el Fondo de Infraestructura Social Municipal y de la iniciativa privada”, señaló el funcionario ante una nutrida concurrencia y la presencia de Pedro de León Mojarro, jefe de la unidad de Coordinación de delegaciones de la Sedesol y los delegados federales de distintas dependencias en la entidad.
Antonio Gali Fayad, presidente municipal de Puebla, reiteró que la coordinación entre el gobierno, empresarios y asociaciones civiles es la única forma de resolver los problemas de la pobreza y detalló que entre las acciones llevadas a cabo en la capital se encuentran la construcción de 5 mil estufas ahorradoras de leña y 5 mil 851 techos dignos.

De las 150 Unidades Móviles, 128 son para la capital y sus habitantes, a quienes ofrecerán esperanza. Conocer la realidad de las personas que viven en pobreza alimentaria, permitió estructurar acciones con visión integral para focalizar esfuerzos, para mejorar la calidad de vida.

Alejandro Lozano Torres, presidente honorario del Banco de Alimentos, explicó que decidieron apoyar con la operación de 10 unidades móviles, al considerarlo un proyecto novedoso, creativo y cimentado.

Como parte del programa, el Gobierno Federal provee los insumos alimentarios y supervisa la instrumentación de esta iniciativa, mientras el Estado adquirió los comedores móviles y coordina la operación del programa. Los gobiernos municipales colaboran con la provisión de servicios de agua, luz, seguridad, y el otorgamiento de los permisos correspondientes.
Antes, el mandatario estatal lo mismo que el edil Tony Gali y el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, Juan Carlos Lastiri, entregaron acciones del Programa Colocación de Techos de Fibrocemento, en la zona norte del municipio de Puebla.
Moreno Valle informó que la vivienda es un déficit en el estado por lo que se implementó este Programa, como parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre.
Destacó que como parte de las acciones coordinadas entre los tres niveles de gobierno para atender a la población en situación de marginación, se instalarán 12 mil 255 techos en toda la entidad, cinco mil 855 de ellos en la capital.
Detalló que para la implementación del programa, el gobierno del estado invirtió 78.9 millones de pesos, la federación 52.8 millones y el municipio 36.6 millones.