• Los ladrones de hidrocarburo llegaron a la capital: han robado armamento a policías municipales, los han golpeado y amenazado.
• Los policías dicen estar en desventaja en número y temen que la capital se convierta en algo similar a los municipios del Triángulo Rojo.

Odilón Larios Nava.- Policías que se desempeñan en la ciudad de Puebla alertaron sobre la llegada de las bandas de “huachicoleros” a la capital del estado. Temen que la violencia que se vive en municipios del Triángulo Rojo llegue a la capital. En las últimas semanas los “chupaductos” han hecho saber su peligrosidad a policías municipales y del estado, a quienes han agredido en diversos puntos de la ciudad.
Uniformados que fueron entrevistados por este rotativo, quienes solicitaron la gracia del anonimato, dijeron que temen que la situación se salga de control y escale hasta el nivel de los municipios del Triángulo Rojo. Hay policías que han sido desarmados por los maleantes, otros más han sido golpeados y otros amenazados.
De dichas agresiones los uniformados, oportunamente, han dado parte a sus superiores. Aseguran que en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), el titular Alejandro Oscar Santizo Méndez, ya tiene conocimiento. De igual forma ya han dado aviso a los altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Luego de que el pasado jueves un grupo de la delincuencia organizada levantó y ejecutó a tres agentes de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), los uniformados que trabajan en el municipio de Puebla (la capital del estado), buscaron a diversos medios de comunicación para hacer manifiesta la situación de peligro en que se encuentran, la cual ha sido minimizada por sus superiores.

POLICÍAS HAN SIDO AGREDIDOS EN LA CAPITAL POBLANA

Algunos casos de violencia reciente confirman lo dicho por los policías en esta entrevista. A continuación hacemos el recuento de algunos de ellos:
El pasado 14 de diciembre, dos policías de la SSPTM fueron retenidos por un grupo de huachicoleros en San Miguel Xonacatepec. Fueron varias horas las que los tuvieron privados de la libertad, los golpearon y robaron sus armas de cargo. Después de un fuerte operativo fueron liberados.
A finales del mes de febrero este diario notificó que un comando armado interceptó, golpeó y robó las armas de dos policías de la SSPTM en San Francisco Totimehuacán. Los delincuentes pudieron escapar impunemente. De este caso la dependencia municipal no emitió ningún comunicado ni ha notificado si tiene algún tipo de avance en las investigaciones.
Los entrevistados indicaron que en días reciente en el sector 6, bandas delictivas cerraron calles con piedras para obligar a patrulleros detenerse, luego de lo cual, los hicieron descender y tras darles algunos golpes los dejaron ir porque en las unidades oficiales no iba el policía que los delincuentes estaban buscando.
También en días recientes pero en el norte de la ciudad de Puebla, una patrulla del Sector 4 fue detenida por una banda de sujetos, cerca de 20 hombres presumiblemente huachicoleros. Los ocupantes de la unidad, entre ellos un comandante fueron golpeados y humillados por los delincuentes, esto en la 32 Poniente y 17 Norte. “No hubo reacción por parte de la municipal, pues no había más de tres patrullas patrullando todo el sector, compuesto por cientos de colonias”, comentaron los policías.
Los uniformados con años de experiencia, lamentan que la SSPTM y la SSP hayan “corrido” a cientos de policías en los últimos años, “la mayoría de ellos buenos elementos, con mucha experiencia”. Y temen porque ahora sus vidas dependan de “puro chamaco p… que no sabe nada y a la hora de los fregadazos les da miedo”.

NECESARIO INVESTIGAR A LAS CORPORACIONES POLICIALES

El caso de los dos policías municipales de Puebla que brindaban protección a huachicoleros y los lamentables hechos ocurridos en Atzitzintla, ponen de manifiesto la importancia de hacer investigación dentro de los cuerpos policiales, para detectar a aquellos elementos que están vinculados a la delincuencia. Esos casos dejan al descubierto aquello que se dice en todas las comunidades donde se presenta el robo de combustible: que hay policías que están coludidos.

PUEBLA INUNDADA POR HUACHICOL

Desde hace un par de meses las autoridades han sido notificadas de que en la ciudad de Puebla en diversos domicilios, en prácticamente los seis sectores, se está comercializando gasolina de procedencia ilícita, sin embargo hasta el momento no ha habido una reacción oportuna para combatir este fenómeno en la capital.
“Están vendiendo en muchas colonias, pero no podemos hacer nada, nos rebasan. En la parte de atrás del mercado Hidalgo, en las mañanas están vendiendo gasolina robada, pero los compañeros no pueden ir a enfrentarse con ellos, los superan en número”. Pero aclaran, ese no es el único lugar, prácticamente en toda la ciudad hay huachitienditas. “Si los jefes no se ponen las pilas, no tarda en que maten a unos de nosotros y las cosas se pongan como en Palmar de Bravo y Quecholac” sentencia uno de los policías que obviamente solicitaron la gracia del anonimato.