Puebla es una ciudad atractiva para el establecimiento temporal de cabecillas del crimen organizado, admitió la delegada en Puebla de la Secretaría de Gobernación Federal, Ana Isabel Allende Cano, tras la reciente captura en Chipilo del líder del Cártel Jalisco Nueva General, Ricardo Pacheco Tello, alias El Quino .

La funcionaria federal descartó que la capital sea un “refugio” de la delincuencia toda vez que las acciones conjuntas en materia de seguridad y el trabajo de inteligencia han permitido la localización y detención de los grupos criminales.

Aseveró que para los grupos y lideres del crimen organizado Puebla resulta atractiva porque es una ciudad grande, donde confluyen diversas actividades y ese permite que se establezcan temporalmente.

Allende Cano, dijo que en general el Estado también es de paso para muchos delincuentes por numerosas vías de comunicación, gran movilidad, y su conexión con zonas como Veracruz, Morelos, Guerrero, entre otros.

La delegada de la Segob en otro tema se refirió a los hechos registrados ayer en el municipio de Huehuetlan el Grande y descartó la intervención de las fuerzas federales toda vez que no existió una solicitud del Estado porque el conflicto no rebasó a las autoridades locales.