Por Jesús Lemus/Puebla

Durante 2014 y 2015 se han manifestado pobladores de al menos 7 municipios frente al Congreso del Estado, para exigir a los diputados locales inicien procedimientos que les garantice la destitución de los alcaldes por diversas anomalías que cometen al frente de los ayuntamientos.
En el 2014, los pobladores de San Martín Texmelucan se manifestaron para exigir a los diputados de las diversas fuerzas políticas la destitución del alcalde, Rafael Núñez Ramírez, quien ha caído en nepotismo en su forma de gobernar.
Incluso, durante este 2015 el alcalde se caracterizó por desacatar una recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) por la muerte de una persona en la comandancia de la policía municipal.
En junio de este año, integrantes de Antorcha Campesina exigieron la salida del alcalde de Santa Clara Ocoyucan, Francisco Simarrón, por supuestamente realizar obras con costos muy altos.
A la lista se suma el edil de Tlapanalá, Gerardo Rosas Cazares, quien es acusado de hacer obras fantasmas, además de no cumplir con las diversas redes de agua potable.
Los pobladores de Tepatlaxco también se manifestaron la semana pasada en el Congreso del Estado, luego de acusar al edil, Esdras Bonilla Flores, por el delito de enriquecimiento ilícito.
Ciudadanos de Tepexco, Zapotitlán de Méndez y Francisco Z Mena sólo han enviado al Poder Legislativo oficios donde denuncian las anomalías de los alcaldes, confiando en que los diputados locales tomarán cartas en el asunto.
Sin embargo, es la fecha que ninguno de los alcaldes antes citados han sido sancionados o removidos de sus cargos, pese a las anomalías que son denunciadas por los ciudadanos de estas regiones.
Es importante precisar que el Congreso del Estado de Puebla tiene la comisión Instructora que debería revisar todos estos casos y, en dado caso de existir anomalías, iniciar con el proceso de destitución.