Por Alberto Arcega Macuil

El rector de la Universidad Iberoamericana Puebla, Fernando Fernández Font, pidió a las autoridades del estado a que cuiden de los abusos a los que están sujetos los campesinos y personas pobres que se ven involucrados por la construcción del Gasoducto Morelos.
Señaló que dichas personas que viven en la zona aledaña a dicho proyecto son las más afectadas, pues recalcó que al carecer de recursos económicos para una defensa jurídica en caso de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), responsable de dicha obra, no los indemnice como debiera ser por ceder sus tierras y parcelas para el paso de los ductos de gas natural.
Asimismo, Fernández Font extendió todo su apoyo a los activistas pues insistió que las grandes empresas se aprovechan de los campesinos y de las riquezas naturales para su conveniencia, por lo que recalcó que el gobierno estatal debería proteger las garantías de los más vulnerables.
“Ahora que ya están haciendo el proyecto, lo mínimo que deben hacer es trabajar para que existan garantías de seguridad y se eviten riesgos para los habitantes de los pueblos por donde atraviesa el ducto”, señaló el rector de la Ibero Puebla.
El Gasoducto Morelos atravesará los estados de Puebla, Tlaxcala y Morelos; en la entidad poblana, los municipios por donde atravesarán los ductos son: Huejotzingo, San Pedro Cholula, San Jerónimo Tecuanipan, San Gregorio Atzompa, Ocoyucan, Atlixco, Huaquechula, Atzitzihuacan, Acteopan, Nealtican y Cohuecan.
La construcción de este proyecto engloba dos centrales termoeléctricas y un gasoducto de 160 kilómetros de longitud y 30 pulgadas de ancho, que costará 270 millones de dólares.