Gracias a una decisión difícil, que cuesta popularidad, acciones a favor de los grupos vulnerables del país como Prospera no desaparecerán, afirmó su coordinadora nacional Paula Hernández Olmos, en gira por el municipio de Tecamachalco para encabezar acciones de Inclusión Social y la inauguración de una Unidad de Atención Regional UAR.

Acompañada del gobernador Rafael Moreno Valle, la funcionaria federal dijo que las 6.7 millones de familias beneficiadas con becas, atención alimentaria y la salud, entre otras, deben tener certeza que continuarán con los apoyos que no se eliminan ni reducen.

En el auditorio del Municipio de Tecamachalco, insistió que la decisión del presidente Enrique Peña Nieto, garantiza la permanencia del programa Prospera para más de 30 millones de mexicanos y en el caso de Puebla para poco más de 550 mil familias.

Para el caso de la entidad poblana, más de cinco mil millones de pesos se entregan por parte del gobierno federal en atención a los grupos vulnerables y en acciones para el combate de la pobreza y la marginación, abundó la coordinadora de Prospera.

Las decisiones que se han tomado desde el gobierno federal al inicio de este año ha sido las más difíciles pero para el presidente Peña Nieto las familias más vulnerables en México son una prioridad, por encina de una popularidad o de los que digan distintos grupos.

La funcionaria federal, junto con el mandatario estatal Rafael Moreno Valle y los delegados de Prospera Graciela Juárez García y de Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet, inauguró las oficinas en Tecamachalco de la Unidad de Atención Regional que atenderá a 59 mil 335 familias activas de 18 municipios y 360 localidades.