Por Jesús Lemus/Puebla
En el desarrollo de la sesión del Congreso del Estado de Puebla, diputados locales del PRD, PAN y Nueva Alianza, presentaron iniciativas para reformar algunas leyes que tienen como objetivo exigir mejor desempeño a los representantes populares y funcionarios públicos.
El diputado local del PRD, Ignacio Mier Bañuelos, fue el primero en presentar su reforma a la Ley Orgánica Municipal que tiene como objetivo acabar con los “compadrazgos y favores políticos”.
Las modificaciones que plantea el perredista se enfocan para exigir mejores grados de estudios a quienes se desempeñan como síndicos, secretarios generales y tesoreros de los 217 ayuntamientos.
Explicó que en aquellos municipios con menos de 25 mil habitantes, se pedirá a los integrantes del ayuntamiento la escolaridad de bachiller o preparatoria; mientras que en las regiones que supere a los 25 mil poblanos, se exija licenciatura.
Indicó que en base a datos del INEGI, 127 municipios tienen menos de 25 mil habitantes y prueba de ello es la región de La Magdalena Tlatlauquitepec que sólo tiene 482 poblanos.
PLANTEAN DESCUENTOS SALARIALES A LOS DIPUTADOS
Por otra parte, los diputados locales de Nueva Alianza y PAN, Susana Riestra Piña y Pablo Montiel Solana, propusieron una reforma a la Ley Orgánica Municipal, que tiene como objetivo descontar parte del salario de aquellos legisladores que no regresen al menos una vez al mes a sus distritos.
Montiel Solana dijo que la percepción del legislador es pésima ante el ciudadano; por lo tanto, quien no regrese una vez al mes a su distrito, se le descontará un día de salario, que asciende a un poco más de tres mil pesos.
Si el legislador no regresa a su distrito por segunda ocasión, el descuento corresponderá a lo de siete días; de reincidir por tercera vez, se le quitarán 14 días.